Un voluntariado sin fronteras

David Ruiz lleva un año y medio como voluntario de Andalucía Compromiso Digital, pero hasta hace dos semanas nunca antes tuvo que compartir sus conocimientos en nuevas tecnologías en otro idioma, demostrando así que el voluntariado ACD no entiende de fronteras.

Este sevillano, maestro de Primaria de formación y profesión, hizo lo que está acostumbrado a hacer en otras sesiones de apoyo a personas que necesitan profundizar en las nuevas tecnologías para mejorar su empleabilidad: compartir sus conocimientos con quienes los necesitan. Pero lo hizo en francés, con un grupo de 16 inmigrantes de la Asociación Movimiento por la Paz.

¿Qué tal resultó la experiencia?«Desde el primer momento en el que me lo propusieron tuve claro que quería hacerlo. Empatizamos muy bien, fue una experiencia magnífica y lo seguiría haciendo encantado», asegura Ruiz, quien reconoce lo complicada que fue al principio la comunicación, puesto que aunque era un grupo de personas francófanas, para ellas, tampoco era su primer idioma.

Aún así, para David Ruiz, lo más duro de estas jornadas fue animar al grupo en el ámbito de la empleabilidad «sí que pueden conseguirlo, pero teniendo en cuenta su situación y la situación por la que atraviesa actualmente nuestro país, animarlos fue difícil», asegura.

El de Ruiz, no es el primer caso en Andalucía Compromiso Digital en el que una acción formativa se desarrolla en un idioma diferente al castellano. Ibtissam Doubar, una joven marroquí de 26 años, ya ayudó a tres mujeres de habla árabe, residentes en Coín (Málaga), a iniciarse en las nuevas tecnologías y el manejo del ordenador en su lengua natal, como voluntaria de ACD.

Al margen de esta experiencia, la principal labor de David Ruiz como voluntario ACD se centra en las jornadas de sensibilización ‘Educar para proteger‘, debido a su experiencia como docente, aunque afirma que participa en todo lo que le proponen desde el proyecto.

¿Qué es lo que más te atrae del proyecto ACD? «Lo que más valoro es el agradecimiento de la gente que acude a las acciones formativas. Tanto de quienes necesitan de las nuevas tecnologías, como de aquellos a los que, aún pudiendo vivir sin ellas, les han abierto un mundo de posibilidades con las que antes no contaban».

Y tú, ¿estás pensando en unirte al voluntariado de ACD?  David Ruiz decidió hacerse voluntario de Andalucía Compromiso Digital porque «tenía tiempo y conocimientos que compartir» ¿cuál es tú motivo? Aquí tienes al menos diez razones para sumarte nuestro proyecto como voluntario, pero hay muchas más, descubre la tuya y ¡súmate!.