herramientasweb El verano es un tiempo propicio para que nuestros correos  electrónicos se saturen. Compartir las fotografías del último viaje con los amigos o enviar una serie de archivos que urgen en el trabajo si estamos fuera de la oficina pueden ser acciones comunes en estos días, que cada vez cuentan con menos apoyo en el envío de correos electrónicos, por la limitación en el tamaño de los archivos adjuntos.