Que todo nuestro voluntariado tiene actitud es un hecho. Precisamente, gracias a esa actitud, Andalucía Compromiso Digital sigue creciendo con la aportación de las personas que desinteresadamente comparten su tiempo y conocimientos tecnológicos con quienes necesitan profundizar en las nuevas tecnologías. El caso de Amel Boumediana Mussa es un ejemplo de esa actitud como voluntaria ¿quieres saber por qué?
¿Tienes un negocio y aún no te has decidido a dar el salto a Internet? ¿Te gustaría que tu idea emprendedora tuviera proyección más allá de tu localidad? ¿Quieres manejar herramientas básicas digitales que ayudarán a potenciar tu trayectoria profesional?
David Ruiz lleva un año y medio como voluntario de Andalucía Compromiso Digital, pero hasta hace dos semanas nunca antes tuvo que compartir sus conocimientos en nuevas tecnologías en otro idioma, demostrando así que el voluntariado ACD no entiende de fronteras.
Gracia Marín, del Servicio de Formación e Inserción Laboral de la Asociación Down Córdoba lo tiene claro "las nuevas tecnologías inciden positivamente en la autonomía y desarrollo personal de las personas con síndrome de down". Por este motivo, vari@s usuari@s de este servicio han recibido formación en este ámbito de la mano de Andalucía Compromiso Digital durante dos meses.