Miguel Ángel Valenzuela se hizo voluntario de Andalucía Compromiso Digital, casi al mismo tiempo que surgía el proyecto. Este maestro lleva desde 2008 compartiendo su tiempo y sus conocimientos con los usuarios de ACD en Granada, lo que le convierte en uno de los voluntarios que más experiencia y antigüedad atesora en eso de acercar las TICs a quienes necesitan profundizar en ellas.
Las redes sociales suponen uno de los principales canales de comunicación en la actualidad y dan muestra de la capacidad integradora de las nuevas tecnologías. Estas plataformas garantizan una conexión  directa con el mundo y un intercambio y acceso de información que nunca antes hubiéramos imaginado. 
David Ruiz lleva un año y medio como voluntario de Andalucía Compromiso Digital, pero hasta hace dos semanas nunca antes tuvo que compartir sus conocimientos en nuevas tecnologías en otro idioma, demostrando así que el voluntariado ACD no entiende de fronteras.
En el nuevo mundo tecnológico que nos movemos todo está conectado y casi todo es accesible. Estamos rodeados de enlaces y no sólo los que encontramos en una Web, sino los que nos encontramos codificados en un QR en cualquier sitio: un cartel de publicidad, el servilletero del bar, un folleto de información, un currículum vitae e incluso en la matrícula de un coche. Los códigos QR se han convertido en parte de nuestra vida, pero ¿sabemos realmente que se esconde detrás de estas imágenes?
A Leonardo Ruiz y Claudia Moreno le separan 30 años pero le unen sus conocimientos en nuevas tecnologías (TICs) y sus ganas de compartir su tiempo con los demás. Ambos desempeñan su voluntariado digital en el Centro de Andalucía Compromiso Digital de Granada y juntos llevan desde febrero al frente de las sesiones de acompañamiento digital que se están realizando en el Centro Penitenciario de Albolote (Granada).