«Sufro una discapacidad visual y me conecto. Tú también puedes»

voluntario_adra_almeria

Hace unos años, la vida dio un giro de 180 grados para Duarte Antonio Rocha. Un accidente de tráfico le hizo perder la visión del ojo izquierdo y apenas le dejó con vista en el derecho. «Al principio me daba miedo todo, no quería salir a la calle porque me sentía inseguro», señala este joven de 37 años apasionado de la enseñanza y las nuevas tecnologías que, por estos motivos, decidió apuntarse a comienzos de este año al voluntariado de Andalucía Compromiso Digital en Adra (Almería).

¿Cómo enseña a otras personas un voluntario casi invidente? «Fácil, memorizo en mi casa los temas que trato en los acompañamientos digitales y los preparo en mi casa con mi equipo adaptado», indica Duarte Antonio al que su labor en Andalucía Compromiso Digital le sirve para varios propósitos: «siempre quise enseñar, me gustan las nuevas tecnologías y, después de varios años, decidí vencer mi miedo», indica.

La de Duarte Antonio, es una historia de superación personal que pone de manifiesto un mensaje extensible para sus alumnos y para tod@s: «Hay que vencer el miedo y si yo que sufro una discapacidad visual me conecto a las TICS, tú también puedes. Solo hay que intentarlo«. Junto a esto, Duarte Antonio pone en valor la capacidad de integración que han traído consigo las nuevas tecnologías: «A mí, las TICS me han dado la vida».

¿Cómo se conecta una persona con apenas visión? «Antes de recibir ayuda oficial, me busqué la vida para seguir accediendo a Internet o usando mi teléfono móvil. Tan fácil como irme a un estanco y comprar una lupa de grandes dimensiones para poder ver y escribir. Ahora tengo un ordenador adaptado y hay programas de búsqueda como SIRI que me hacen la vida mucho más fácil para navegar y consultar datos en Internet».

¿Se sorprenden sus alumnos de que una persona sin apenas visión les enseñe a conectarse? «Sí, bueno, pero les dura poco. Mis clases son distintas. Apuesto por lecciones con mucha presencia de recursos visuales como imágenes y me gusta que se abra un debate y una dinámica de participación en la que tod@s participen. Yo llevo mi lección e intento ayudar. Soy voluntario y no digo que soy ciego. Es mi trabajo». Cuando acaba, la respuesta suele ser unánime: «Me dicen que no se me nota, que lo he hecho fenomenal», señala orgulloso.

¿Sobre qué tratan sus acompañamientos? «Como los de cualquier otro, ahora mismo estoy con un grupo para enseñarles aspectos básicos del manejo del PC, búsqueda de empleo, ofimática…» indica este voluntario almeriense, de origen portugués que se define como un «todoterreno» y que, ante todo nos deja otra importante lección a tener en cuenta: «Yo saco tiempo de donde sea. Todo aquel que quiera aprender lo tiene a sus disposición en Internet. Solo hay que dedicarle un poquito de tiempo».

¿Quiéres seguir el ejemplo de Duarte Antonio y formar parte de la red de voluntarios de Andalucía Compromiso Digital? Ayuda a conectarse a personas que aún no conocen todo lo que Internet y las nuevas tecnologías pueden hacer por ell@s. Pincha este enlace. Te estamos esperando.