¿Sabes reconocer una falsa oferta de trabajo en Internet?

falsaofertawork

«Empresa líder en el sector te busca a ti y solo a ti para hacerte una oferta en condiciones inmejorables, trabajando con un horario flexible y adaptado a tus necesidades y garantizándote importantes ingresos» ¿Te lo crees? Si por un momento has dudado, puedes ser víctima de una estafa que, por desgracia, se ha popularizado en Internet en estos tiempos de crisis en los que la necesidad de encontrar un empleo afecta a muchas personas.

Se estima que uno de cada cuatro intentos de Phishing o estafa en la Red utilizan como gancho ofertas falsas de trabajo para apropiarse de los datos personales de los candidadatos o, directamente, para quedarse con su dinero. ¿Sabes cómo reconocerlas? Sigue estos consejos y, como siempre en materia de seguridad, antes de nada, aplica el sentido común. Mucho ojo:

1- Infórmate: El fenómeno de las falsas ofertas de trabajo en Internet no es nuevo y existe abundante documentación en Internet para que le dediques unos minutos de tu tiempo y busques referencias. Este tipo de estafas suelen reproducirse de forma cíclica y presentan elementos comunes que pueden ayudarte a reconocerlas.

2- Buscadores acreditados: Los principales buscadores de empleo que existen en la Red se han puesto las pilas ante este fenómeno y filtran las ofertas que les llegan para evitar situaciones desagradables con los datos de sus usuarios. Esto no quiere decir que se les pueda colar alguna, pero siempre serán más fiables que una oferta que te llegue por otro medio.

3- Cuidado con el correo: ¿Te ha llegado una oferta laboral a tu mail? Lo primero que debes preguntarte es cómo han conseguido tus datos ¿has optado a algún puesto en esa empresa? ¿Alguno de tus contactos puede haberte recomendado? El correo electrónico es la principal vía de entrada para este tipo estafas. Si detectas una, repórtala de forma inmediata a la bandeja de Spam para evitar nuevos intentos.

4- Mira la dirección web: Es habitual que los estafadores traten de suplantar a empresas conocidas e intenten copiar su nombre y su dirección web para ofrecer una sensación de fiabilidad al usuario. Volvemos al punto 1: Infórmate y revisa quién remite el correo. Copia la dirección y comprueba si ese correo o extensión corresponde a la empresa que supuestamente te está enviando esa oferta. De la misma manera, las empresas suelen tener su propia dirección de correo, desconfía de aquellas ofertas que te lleguen desde un correo gratuito (gmail, hotmail, yahoo…).

5-  Ni un dato: Se supone que la empresa que te manda la oferta te conoce o tiene algún dato sobre tu experiencia profesional por lo que no tiene que reclamarte, y menos por mail, datos como tu número de la Seguridad Social, tu número de cuenta, tu teléfono, tu dirección… No contestes ni aportes datos personales. Los procesos de selección conllevan una entrevista personal, nadie contrata por Internet y vía correo electrónico.

6- Ni un euro: Nunca caigas en la estafa de adelantar dinero para una formación previa al puesto de trabajo que, por supuesto, no se va a producir. Este tipo de ofertas son habituales para trabajos fraudulentos en el extranjero y utilizan como excusa la tramitación de permisos o gastos administrativos cuya única finalidad es la de quedarse con tu dinero. De la misma manera, desecha todas aquellas ofertas que, bajo el gancho de trabaja desde casa, te reclaman una «pequeña» inversión para el envío de materiales.

7- Ni una llamada: Uno de los métodos más habituales en las ofertas de trabajo falsas son las llamadas a un número de tarificación especial (806) en el que supuestamente se van a realizar las gestiones para la contratación. Este tipo de ofertas suelen venir enmascaradas con un móvil desde el que te remiten a ese número especial que puede costarte muy caro.

8- Vigila la redacción: En muchas ocasiones las falsas ofertas de trabajo son copia y pega de otras estafas en países. ¿Crees que una empresa seria te remitiría un correo con errores de ortografía o de redacción? De la misma manera dedica un minuto a leer de forma pausada la oferta y pregúntate si el contenido es claro o si, por el contrario, es vago y no concreta nada. En este caso, directamente a la papelera.

9- Cuidado con las redes sociales: Al igual que con las estafas bancarias o de ofertas de vales descuento, las falsas ofertas de trabajo se han popularizado en las redes sociales por su capacidad viral (comparte esta oferta entre tus amigos). Volvemos a remitirte al punto 2 de esta lista. No sigas a perfiles sociales en los que no esté acreditada la fiabilidad de las ofertas que publican.

10- Pide ayuda y reporta el problema: Si te ha llegado alguna oferta de este estilo es bueno que denuncies los hechos para evitar que otras personas puedan verse afectadas. Perfiles como los de la Policía Nacional, la Guardia Civil o de organizaciones de consumidores están a tu disposición para que los estafadores no se salgan con la suya.