¡Que vienen curvas! Las curvas de aprendizaje y cómo optimizarlas.

¡Que vienen curvas! Las curvas de aprendizaje y cómo optimizarlas.

Las curvas de aprendizaje se encargan de determinar el grado de éxito del trabajador en relación al tiempo que invierte aprendiendo. En ellas se representa en su eje horizontal el transcurso del tiempo y en su eje vertical el progreso en la materia.

En este progreso se pueden incluir parámetros como el número de respuestas acertadas, la velocidad en completar determinada tarea o la precisión con la que se realiza una función.

Hoy en día, este diagrama tiene mucha utilidad debido a la competitividad del mercado laboral, que cada día es más exigente con el nivel de formación y el aprendizaje digital de los empleados.

¿Cuál es la forma ideal de la curva de aprendizaje?

Si tuviéramos que elegir la forma ideal de la curva de aprendizaje sería ascendente a un ritmo decreciente. Eso sí, siempre llega un momento en el que la curva se estabiliza, manteniéndose por un tiempo en una meseta.

Estas son las diferentes etapas de la curva de aprendizaje:

  • Primera etapa: aquí la persona desarrolla un rápido crecimiento. Generalmente, cuando las personas empiezan a dedicar tiempo a adquirir un nuevo conocimiento o habilidad lo hacen de manera sencilla en los primeros pasos.
  • Final de la primera etapa: el crecimiento se ralentiza. Cuanto más se dedique una persona a un mismo campo, cada vez le cuesta más aprender. Esto se debe a que los conocimientos comunes son limitados y el aprendiz llega a dominar el espectro estándar de su habilidad.
  • Segunda etapa: en este momento es cuando aparece la meseta. Durante esta etapa la persona no logrará mejorar, aunque tampoco empeorará. Esta estabilidad responde a que el aprendiz ha alcanzado el grado de conocimiento estándar en la materia.
  • Tercera etapa: vuelta al crecimiento. Después de la meseta, en la mayoría de ocasiones la persona dará con algún campo en el que puede realizar indagaciones más profundas o aportar campos de vista novedosos. Entonces comenzará otro crecimiento de la curva.

Complementa tu formación digital

La formación es tu elemento diferenciador con respecto al resto. Y ya no hay excusas, Internet te da la oportunidad de poder hacerlo desde cualquier parte del mundo y en cualquier momento.

Existen múltiples plataformas para la formación digital online según tus necesidades:

  1. Youtube: cada vez existen más canales de Youtube para aprender. Recurrir a un tutorial para solucionar nuestras cuestiones es muy común, pero también es una herramienta muy interesante para aprender idiomas, herramientas TIC o temas de cultura general, que nunca viene mal.
  2. Google Actívate: si buscas mejorar tus competencias digitales, Google tiene un catálogo de cursos muy útiles. Desde marketing digital, búsqueda de empleo, desarrollo web o machine learning entre otros.
  3. LinkedIn Learning: sabemos que LinkedIn es la red profesional por excelencia para hacer contactos. Ahora existe una plataforma de formación online en la que hay más de 9.000 cursos.
  4. Cursos de Formación Andalucía Compromiso Digital: con nuestra formación online tu eliges la hora y el lugar. Además se adaptan a todos los niveles de conocimiento. ¡Y son gratuitos!

No Comments

Post A Comment