Qué hacen mis hijos en Internet

¿Qué hacen mis hijos/as en Internet?

Tanto si tus hijos/as están dando sus primeros pasos en Internet como si ya llevan algún tiempo en él, es ideal que te informes para prevenir riesgos innecesarios. En la actualidad, el acceso de los menores de edad a las nuevas tecnologías es mayoritario y cada vez se realiza a edades más tempranas.

De hecho, si consultamos los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) en su encuesta anual sobre equipamiento y uso de las tecnologías de la información y comunicación en los hogares, el acceso de los menores, entre 10 y 15 años, a Internet ya alcanza al 92,8% de los usuarios.

Además, según los expertos, este mayor uso no es sinónimo en ningún caso de que los mejores tengan un mejor manejo de Internet. Todos deben estar preparados para riesgos como la sobreexposición a ciertas aplicaciones o el ciberbullying.

¿Cómo controlas lo que hacen tus hijos/as en Internet?

Lo cierto es que controlar a tus hijos e hijas en Internet de manera correcta no es algo fácil. ¿No sabes por dónde empezar? Pon en marcha estos consejos:

  1. Fija unos límites: debes establecer unas normas de “comportamiento digital” para tus hijos y fijar unos límites sobre qué páginas pueden ver. La claridad y la confianza son claves para que comprendan que estos límites no están puestos porque sí sino por su beneficio como personas.
  2. Comparte el tiempo con ellos: educar a nuestros hijos nos puede servir a nosotros para aumentar nuestros conocimientos sobre las TIC. Hacer actividades juntos siempre es una buena idea y genera confianza a la vez que estrecha las relaciones.
  3. Trata de conocer sus gustos e intereses: tratar de saber para qué utilizan Internet nuestros hijos sin caer en el espionaje no es un tema sencillo. No podemos estar siempre mirando qué escriben o qué páginas consultan ya que están creciendo y tienen derecho a la intimidad. Lo ideal es, sin caer en estas prácticas, propiciar situaciones en las que obtengamos información y eso no resulte una violación de sus derechos.
  4. Cuidado con el espionaje y control: hay que saber diferenciar muy bien lo que es protegerles de lo que es cotillear en sus vidas. La ley regula este tipo de comportamientos mediante la Ley Orgánica 1/1996 de protección jurídica del menor y el artículo 16 de la Convención sobre los Derechos del Niño.
  5. Evita problemas: enseñarles desde pequeños a confiar en sus padres, y corresponderles dándoles la intimidad que necesitan, a la vez que interiorizan los valores esenciales para desenvolverse con seguridad, es la situación perfecta. Para ello, un buen consejo es que el ordenador no se ubique en el dormitorio sino en un lugar común, de manera que mirarlo no sea una invasión de la intimidad.

Herramientas de control parental

Las aplicaciones de control parental sirven para poner ciertos límites en el contenido que pueden ver o descargar. Aquí van algunas de ellas:

  • Qustodio: es una de las herramientas de control parental más recomendadas. Incluye opciones como control de tiempo de conexión, filtros de contenido inapropiado o restricción de palabras y acceso a determinadas páginas web.
  • Secure Kids: puedes instalar esta aplicación en smartphones o en tablets y te permite limitar el acceso a determinadas páginas web, filtrar contenidos y palabras e incluso bloquear el uso del dispositivo móvil.
  • Parental Click: al igual que otras herramientas de control parental, esta aplicación te permite bloquear el acceso a contenidos, limitar el tiempo de uso del móvil o la tablet, así como instalar un botón de ayuda que permite al menor pedir ayuda en caso de que sufra algún tipo de acoso o situación de riesgo.

¿Quieres saber Dónde están tus hijos? Consulta esta infografía de las redes sociales más usadas por los adolescentes.

 

Redes sociales y adolescentes