«Para manejar las TICS, un 80% es practicar en casa»

francisco_acd_granada

Desde hace más de un año, Francisco ChungWing es voluntario en el centro de Andalucía Compromiso Digital en Granada. Este joven de 32 años, licenciado en Económicas, decidió unirse al voluntariado animado por unos amigos y para tener un conocimiento directo de la docencia. «Siempre me gustó dar clases y aquí puedo desarrollarlo y comprobar al instante la experiencia de estar al frente de un aula. Gestionar los problemas que surjan y, por supuesto, enseñar a otras personas».

La experiencia por ahora es «muy satisfactoria», aunque eso no quita que el aprendizaje también haya tenido sus comienzos. «Recuerdo que la primera clase que di la hice tan técnica que al día siguiente apenas volvieron alumnos», indica para explicar una valiosa lección que ha aprendido en estos meses; «tienes que adaptarte al nivel que tienen tus alumnos, ver sus reacciones a lo que hablas, tener paciencia y explicar las cosas de la manera que mejor la entiendan. Nunca se debe ir con ideas preconcebidas».

La formación es importante, pero mucho más lo es la actitud personal del usuario una vez que las clases han finalizado. «Para manejar de forma correcta las TICS hay un 20% que yo te puedo enseñar, pero el resto debe ser práctica y práctica en casa», señala el voluntario granadino para el que «el gran problema que tienen muchos usuari@s es que no tienen ordenador en sus casas y eso supone una dificultad añadida».

Esa actitud es especialmente importante a la hora de enseñar a usar las TICs encaminadas hacia la búsqueda de empleo. ¿Cuáles son la claves que deben marcar los inicios de una persona que busca empleo en Internet? Para Francisco, todo debe comenzar con un autodiagnóstico: «Debes analizarte a ti mismo, evaluar tus conocimientos y aptitudes y, una vez que lo hayas hecho, definir qué tipo de trabajo es el que mejor se adapta a tus expectativas». Junto a esto, «saber manejar el equipo, el correo, realizar un currículum de una forma atractiva porque la presentación importa, difundirlo y estar activo en redes sociales… y practicar, practicar y practicar», señala.

De esta manera, poco a poco, el trabajo suele dar sus frutos. «Es muy gratificante cuando un alumno te felicita porque se ha enterado de una información que le resulta útil o cuando te comentan sus avances, para mí es muy satisfactorio», señala nuestro voluntario que, cuatro horas a la semana, comparte sus conocimientos en el centro de ACD en la capital granadina.

¿Quieres probar la experiencia del voluntariado y enseñar a otras personas lo que sabes de nuevas tecnologías? Apúntate a nuestro voluntariado y descubre el valor de compartir. Infórmate en este enlace. ¿Necesitas un acompañamiento digital para ti o algún conocido o familiar? Estaremos encantados de ayudarte. Consulta en nuestra web