Optimiza el rendimiento de tu teléfono móvil ¡y sácale el máximo partido!

Optimiza el rendimiento de tu teléfono móvil ¡y sácale el máximo partido!

Debido a la obsolescencia programada, a la publicidad y a las nuevas actualizaciones, es habitual que pensemos continuamente en cambiar nuestro teléfono móvil por uno más moderno, incluso aunque el que tengamos siga funcionando a la perfección.

Te facilitamos algunas claves para que puedas alargar su vida útil de manera muy fácil y puedas, así, exprimir al máximo las ventajas de tu dispositivo móvil. 

Las siguientes recomendaciones supondrán un ahorro importante para tu bolsillo y, además, ayudarás a reducir el impacto en el medio ambiente. ¡Sigue leyendo!

Consejos para mejorar el rendimiento de los dispositivos móviles

La presencia constante de los smartphones en nuestro día a día es indiscutible, lo que supone, entre otras cosas, la acumulación de archivos y aplicaciones que acabarán pasando factura al rendimiento del terminal. 

Por eso hemos seleccionado algunos trucos con los que podrás restablecer su actividad casi al nivel del primer día, en muy poco tiempo. ¿Cuáles son?

Fuerza el cierre de aplicaciones

En muchos dispositivos existen aplicaciones predeterminadas que no podrás desinstalar, pero sí deshabilitar.

Para ello, accede a «Ajustes» (esa especie de rueda dentada), ve a «Aplicaciones» y a «Todas las aplicaciones». Ahí, fuerza el cierre o deshabilita aquellas que no utilices.

En el caso de dispositivos iOS, haz doble clic con el botón de “Inicio” y desliza las apps que quieras cerrar.

Libera espacio

El deterioro de un teléfono inteligente se aprecia cuando su funcionamiento es cada vez más lento

Esto puede deberse a la antigüedad del dispositivo o a alguna actualización. Si sucede esto último, necesitarás hacer una limpieza del terminal para mejorar su funcionamiento liberando espacio.

Puedes instalar versiones lite de apps, como, por ejemplo, Facebook Lite. De esa manera, tu dispositivo estará utilizando una versión de la app que consumirá menos recursos ofreciendo las mismas prestaciones. 

Otra opción es borrar la caché de las aplicaciones, que ralentizan los sistemas. No tienes de qué preocuparte, este proceso únicamente eliminará los archivos temporales de la app, con lo que al volver a utilizar la aplicación todo funcionará correctamente. 

Por otro lado, puedes utilizar aplicaciones como KeepClean o similares para limpiar los archivos de los que el teléfono pueda prescindir sin problemas. Estas apps optimizan la memoria y ahorran batería.

Almacena vídeos e imágenes en la nube

Cuando tienes saturada la memoria de tu dispositivo, el proceso de lectura de datos es muy lento y eso se aprecia en su rendimiento. 

Una buena recomendación es almacenar los archivos pesados, como vídeos o imágenes, en una memoria externa o en la nube (Google Drive o Dropbox, entre otras). Posteriormente podrás eliminar dichos archivos del teléfono.

Reduce tus notificaciones

Desde «Ajustes», «Notificaciones» y «Gestionar notificaciones» podrás analizar qué aplicaciones te envían avisos. 

No dudes en eliminar aquellas notificaciones que no te interesan. Trabajando en segundo plano y como ejemplo, Google Maps es de las apps que más recursos consumen, por lo que al desactivar sus notificaciones tendrás más memoria disponible.

Reinicia y apaga el terminal una vez a la semana

No apagar nunca tu dispositivo acortará su vida útil. Por ese motivo, es recomendable apagarlo o reiniciarlo, al menos, semanalmente. Con este sencillo gesto mejorarás su rendimiento.

Escoge un fondo de pantalla estático y oscuro

Si el fondo de pantalla es estático y oscuro, ayudará a optimizar la batería de tu dispositivo móvil. Recuerda que puedes cambiarlo en «Ajustes» y «Pantalla». Y otro consejo muy útil es bajar el brillo de la pantalla.

Modo eficiente de batería

Las baterías de los móviles actuales suelen estar integradas, así que no se pueden reemplazar. Esto hace necesario que se utilicen de la forma más eficiente posible.

La mejor manera de asegurar la conservación de la batería de tu dispositivo es usar el cable que acompaña a tu terminal para cargarlo. Cada cable está concebido para una potencia determinada y utilizándolo te aseguras de que sea exactamente la de tu dispositivo, con lo que aumentarás su vida útil.

No abusar de las recargas rápidas

En algunas ocasiones, podrás ver cómo una batería puede cargarse por completo en menos de diez minutos. No utilices esta opción a no ser que lo consideres necesario.

Cargar de esa forma tu smartphone supone someter la batería a un proceso agresivo de transmisión de energía, lo que puede hacer que el propio teléfono se degrade con mayor rapidez.

Y un último consejo: controla las actualizaciones automáticas

Este tipo de actualizaciones suceden a menudo para garantizar que todas tus apps funcionan correctamente, pero recuerda que todas ocupan algo de memoria. 

Por otro lado, las que funcionan en segundo plano influyen en la velocidad a la que se agota la batería.

Para tener un mayor control sobre tu teléfono, es una buena idea optar por las actualizaciones automáticas solo para las aplicaciones que utilizas frecuentemente o contienen tus datos (por motivos de seguridad) y las actualizaciones manuales de aquellas menos relevantes.

En unos días, se conmemora el Día Internacional del Teléfono Móvil y hemos querido compartir contigo estos consejos. ¡Ya puedes optimizar el funcionamiento de tu dispositivo! 

Y, por supuesto, si quieres ampliar tus conocimientos para usar a la perfección tu smartphone aprovecha una de nuestras acciones formativas sobre este campo para conocer tu dispositivo en profundidad y sacar el máximo partido al sistema operativo y las principales apps

No Comments

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.