Nuevos empleos Tics, nuevas necesidades laborales

¿Sabes cómo buscar ofertas de empleo? ¿Has optado a alguna entrevista de trabajo? ¿Quieres conocer algunos consejos para enfrentarte mejor al mercado laboral? En Andalucía Compromiso Digital nos interesa la empleabilidad de nuestros usuarios y por eso queremos dedicar este post a ofrecer algunos consejos que nos ayuden a mejorar nuestra presentación en una entrevista laboral.

Con más asiduidad, las empresas buscan perfiles especializados que sepan adaptarse a las necesidades evolutivas del mercado. Las tecnologías se han adentrado en nuestras rutinas productivas dando lugar a nuevas formas de concebir las relaciones comerciales y empresariales. Por ende, se demandan puestos de trabajo que sepan afrontar los cambios de la era digital. En el último año, un 16% de las ofertas pertenecían al sector de la informática, el marketing o  el desarrollo de las telecomunicaciones.

Estas nuevas oportunidades laborales se corresponden con la digitalización, la conectividad y las habilidades globalizadas para aportar un mayor crecimiento a la empresa. Su fin es potenciar su presencia no solo en el territorio físico, sino en el virtual, que también es global. Para ello, los nuevos demandantes de estos puestos de trabajo han de saber trasladar sus cualidades del papel a la pantalla.

Dar cuenta a una empresa de la capacitación digital supondrá una ventaja a la hora de proponer el perfil profesional y estar presente en la red favorece el crecimiento de la marca personal de un individuo: ¿Quién eres en internet? Es la pregunta que debemos hacernos, pues a través de la huella digital, es decir,  del rastro que dejamos en internet, se definirá nuestra identidad en la futura empresa. Es fundamental disponer de una buena presencia e imagen estratégica que sea atractiva, fácil de recordar, profesional y diferencial.

Dedicar tiempo y cuidado a la construcción de dicha imagen es un valor añadido que acabará convirtiéndose en respeto, reconocimiento y mayor control. Para poner en funcionamiento dichas prácticas es necesario estar presente en entornos virtuales de interacción y comunicación tales como Linkedin, google plus, twitter o facebook –manteniendo la privacidad de lo que no quieras mostrar de cara a un puesto de responsabilidad-, y participar en foros especializados. También será positivo disponer de una página web o blog que sirva de autopromoción personal, y la elaboración de una presentación en vídeo (videocrurrículum) dinámico y adaptado al CV 2.0, como el diseño en Prezzi, que siempre podrá ir acompañado del currículum en papel.

Una vez que hemos posicionado nuestra marca en la red, debemos planificar la búsqueda de empleo a través de diversos portales como Infojobs, Laboris.net o Monster. Es recomendable una carta de presentación formal explicando las motivaciones del interés suscitado por la empresa. Una vez que has sido seleccionado para la entrevista, el demandante debe estar informado y actualizado, además de investigar el espacio de trabajo para el que ha sido llamado.

No basta con contestar, hay que proponer.  Cuando el entrevistado no dispone de suficiente experiencia profesional que le avale, debe destacar cualidades o habilidades que le diferencien del puesto genérico al que opta. Es importante que disponga de formación complementaria y que presente propuestas medibles y alcanzables que generen beneficios a la empresa favoreciendo su posición frente a la competencia. Una formación fluida en idiomas siempre cotizará su perfil, al mismo tiempo la capacitación digital es indispensable para  mantener una cosmovisión del mercado potencial.

Las empresas demandan perfiles más estratégicos como la figura del Community Manager, el Social Media, el Ingeniero Elearning, el Experto en Usabilidad, el Programador de Aplicaciones Informáticas o el Jefe de proyectos Online que requieren fuertes conocimientos del uso de las nuevas tecnologías. Otro factores calves que favorecen notablemente las habilidades desempeñadas en la Sociedad de la Información y la Comunicación son la gestión de la información, el liderazgo en red, el trabajo virtual en equipo o la dinamización de redes, entre otras.

Estar a la altura de las exigencias digitales requiere además de dedicación, una fuerte responsabilidad en el uso de las herramientas. Trazar una línea de acción clara es imprescindible para ir adquiriendo la meta propuesta. En tiempos de crisis donde el desempleo es un tema recurrente en la calle y en el hogar, es fundamental buscar la formación complementaria en la digitalización de los recursos y conocer las posibilidades disponibles para obtener un mayor rendimiento y crecimiento personal.