«Los usuarios llegan muy motivados y conscientes de la importancia de las TICs»

Miguel Ángel Valenzuela se hizo voluntario de Andalucía Compromiso Digital, casi al mismo tiempo que surgía el proyecto. Este maestro lleva desde 2008 compartiendo su tiempo y sus conocimientos con los usuarios de ACD en Granada, lo que le convierte en uno de los voluntarios que más experiencia y antigüedad atesora en eso de acercar las TICs a quienes necesitan profundizar en ellas.

Según cuenta Miguel Ángel, fue precisamente en Internet donde descubrió la iniciativa ACD, que empezaba a surgir, y sin pensárselo dos veces decidió rellenar la solicitud para comenzar su voluntariado. «Prácticamente iba a hacer lo mismo que ya hacía en el colegio. Por aquel entonces, las nuevas tecnologías aún no tenían tanta relevancia pero ya iban despertando interés y decidí hacer jornadas voluntarias para las familias de mis alumnos en el colegio dos veces en semana».

Desde entonces, no ha parado de acercar las TICs a los usuarios que han ido llegando al centro ACD de Granada, donde, fundamentalmente, ha apoyado en labores de iniciación al PC y también en cuestiones relacionadas con el uso responsable y seguro de Internet y las redes sociales para familias y adolescentes. «Últimamente, me he dedicado más a realizar acompañamientos digitales vinculados a la búsqueda de empleo que están siendo muy demandados», apunta Valenzuela.

Y es que en todos estos años son muchas las experiencias que ha vivido y que le condujeron a ser reconocido por su amplia trayectoria en el voluntariado y su constancia en el último Encuentro ACD celebrado en Málaga.  Un premio que valora como algo muy positivo «siempre el reconocimiento a un labor callada es de agradecer, aunque no se hagan las cosas pensando en esto, si ocurre, te motiva aún más».

¿Con qué experiencia se queda de lo vivido en estos años? De todas las satisfacciones que el proyecto le ha dado, todavía se emociona al recordar una videoconferencia que ayudó a mantener a una señora inmigrante con sus familiares a kilómetros de distancia, «fue realmente emocionante». Al margen de esto, asegura que lo que más le llena del voluntariado es «sentir que das una cosa que no vas a recuperar, como es tu tiempo, con lo que la gente se motiva y siempre quiere aprender más. Ves como avanzan personas que antes no dominaban las nuevas tecnologías y eso es una satisfacción muy grande».

Por el momento, Miguel Ángel se encuentra deseoso de reanudar su actividad en ACD, ya que está recuperándose de un accidente, y de volver a reencontrarse con los participantes en el proyecto. «Llegan muy motivados y conscientes de la importancia de las TICs. Se trata de personas que ya cuentan con un interés previo, por el solo hecho de haber decidido participar en el proyecto. Ese interés suple las carencias que puedan tener respecto a las nuevas tecnologías».

Si como Miguel Ángel Valenzuela estás interesado en formar parte de Andalucía Compromiso Digital compartiendo tu tiempo y saber con quienes necesitan mejorar sus competencias digitales, en este enlace tienes toda la información. !Anímate a hacer más grande nuestro proyecto!