Los riesgos que corren nuestros hijos/as en las redes

Los riesgos que corren nuestros hijos/as en las redes

Las redes sociales son una excelente herramienta para comunicarse y compartir información. Eso sí, como otros grandes inventos, no están exentas de riesgos. Este tema se vuelve especialmente sensible cuando hablamos de niños y adolescentes.

Las redes sociales son un gran atractivo para ellos, pero también son un peligro si no se utilizan adecuadamente, puesto que el anonimato y el no estar cara a cara hace que algunas personas puedan utilizar estas redes para hacerles daño de distintas manera.

La solución no debe ser prohibirles estar en redes sociales, sino enseñarles cómo utilizarlas y cómo detectar algunos peligros que puedan encontrarse para poder evitarlos.

Riesgos de las redes sociales

No conviene negar lo evidente, las redes sociales conllevan diversos peligros para los menores. Sin embargo, no deberían tener problemas si se detectan los riesgos con anterioridad:

Uso indebido de las fotos

En cuanto publican una imagen en las redes sociales, ésta escapa a su control. Eso quiere decir que, si no tienen cuidado, cualquiera puede verlas y usarlas. Además, en algunos casos los derechos de la imagen pasa a ser propiedad de la plataforma.

Infórmate sobre las políticas de los sitios a los que suban sus fotos, revisa las opciones de privacidad para ver quién puede tener acceso a ellas y trata de que evite subir imágenes demasiado personales o comprometidas.

Suplantación de identidad

Cualquiera puede coger su foto de perfil de Facebook, su nombre y hacerse pasar por él sin su consentimiento. Los fines son variados, pero casi siempre maliciosos. Si esto sucede, lo ideal es que denuncie a la cuenta que le esté suplantando.

Ciberbulling

El acoso en las redes sociales es una de las lacras de Internet. Los acosadores aprovechan la sensación de la impunidad que ofrece Internet para hacerles la vida imposible a algunas personas.

Es un problema que afecta a gente de todas las edades, no solo a los más pequeños. Dependiendo del nivel del acoso lo mejor es denunciar y mantenerse unos días alejado de las redes sociales hasta que pase la tormenta.

Malware

Las redes sociales son uno de los focos más vulnerables para infectar su ordenador, con cientos de virus camuflados como anuncios o publicaciones. Los más inofensivos simplemente llenarán su bandeja de mensajes de spam, pero otros pueden recolectar sus datos más privados.

Lo mejor es desconfiar de las invitaciones a juegos y de anuncios que les inviten a hacer clic o tengan una redacción sospechosa.

Desprotección de menores

Casi todas las redes piden una edad mínima de entrada, pero no es ningún secreto que los menores no las cumplen. Ellos son el colectivo más vulnerable en internet, así que es necesario que los padres estén especialmente atentos.

Problemas legales

Habitualmente la gente no es consciente de que todo lo que dice en las redes sociales puede tener repercusiones legales. Facebook o Twitter son extensiones del mundo real, así que lo que es delito fuera también lo es allí.

Fake news

Desgraciadamente están a la orden del día en la actualidad. Son noticias falsas que se difunden a través de las redes sociales con el fin de manipular a la opinión pública. Por lo tanto hay que aconsejarles que antes de difundir una noticia la comprueben.

Consejos para que usen las redes sociales sin peligro

¿Cómo podemos hacer frente a estos problemas en familia? ¡Sigue estos consejos!

  1. Conoce las redes sociales que manejan tus hijos en involúcrate haciéndoles preguntas sobre su funcionamiento.
  2. Configura adecuadamente la privacidad de su cuenta.
  3. Asegúrate de que utilicen contraseñas fuertes. Evita que accedan a su cuenta, invadan su privacidad y publiquen contenido.
  4. Enséñales a utilizar el sentido común. Algunos menores se encuentran en una edad difícil y hacen muchas cosas sin pensar en las consecuencias.
  5. Transmíteles la importancia de no compartir información privada. Hay ciertas cosas que es mejor que no compartan en las redes sociales, puesto que las están exponiendo a todo el mundo que les siga.
  6. Consigue que no agreguen a personas desconocidas. El número de seguidores no lo es todo. Es mejor no tener un número elevado de “amigos” en redes sociales que añadir a cualquier persona.
  7. Aconséjales que no envíen fotos privadas. Deben ser conscientes de que al enviarle ese contenido a otra persona, están dejando en su mano la opción de seguir compartiéndola con quien quiera sin su consentimiento.

¿Tienes dudas sobre las redes en las que se encuentran tus hijos? ¡Consulta nuestra Guía!

Redes sociales y adolescentes

No Comments

Post A Comment