Linkedin puede hacer mucho por ti (III)… si no cometes estos errores

En anteriores post de este blog hemos tratado la importancia de la red profesional Linkedin como una de las herramientas básicas a la hora de posicionarse en la búsqueda de empleo de cómo una buena selección de los contactos y de las recomendaciones son clave para seguir creciendo y tener acceso a perfiles que nos pueden abrir puertas profesionales.

Si estas comenzando a descubrir las ventajas de esta plataforma es bueno que conozcas tanto sus ventajas, como los errores que debes evitar y que pueden penalizarte a la hora de posicionarte y conseguir nuevos contactos o acceder a oportunidades laborales.

Desde el punto de vista de la creación de tu perfil recuerda que no debes usar una foto excesivamente personal, en la que no se te vea la cara y que, en definitiva, no sea profesional que es, a fin de cuentas, el motivo por el que estás en Linkedin. Junto a esto, no personalizar la URL de tu perfil es otro error de novato que debe ser subsanado de inmediato.

Linkedin no es Facebook o Twitter. No se trata de conseguir el máximo número de contactos para tener más importancia o visibilidad en las búsquedas, sino de seleccionar bien las personas que forman parte de nuestra red profesional. Seleccionar contactos al azar o que nada tengan que ver con nuestro perfil, da sensación de que no tenemos un perfil ni unos intereses laborales definidos.

No mientas, al final todo se sabe. La tentación está ahí, pero si te paras a pensarlo, de nada sirve inflar nuestro currículum con experiencia laboral o cargos que nunca hemos tenido o desempeñado. Vigila que las fechas de tus empleos anteriores no se solapen o, simplemente, no cuadren, prueba tus conocimientos (ejemplo si dices que hablas otros idiomas crea una versión de tu perfil en ese idioma), rellena al completo tu perfil y pide recomendaciones a tus antiguos jefes y compañeros de trabajo. Mucho ojo con las faltas de ortografía en nuestro perfil.

No te conviertas en un perfil molesto que pide amistad a todos los que pasan por tu lista de recomendaciones, se promociona en todos los foros y grupos y remite constantemente a su perfil para reclamar una oportunidad laboral. Linkedin se apoya en los conocimientos y en el posicionamiento a través de nuestra experiencia y contactos profesionales. Una promoción insistente puede provocar un rechazo hacia nuestra imagen. De la misma manera, no aceptes a todo el que te pida conectar sin saber quién es y a qué se dedica.

No estás en Linkedin para vender un producto, sino a ti como profesional. Si tienes una pequeña empresa, existen opciones en Linkedin en las que puedes crear perfiles profesionales para organizaciones sin necesidad de tener que remitir al catálogo de productos o servicios que ofreces. Linkedin penaliza estas prácticas. Tenlo en cuenta.

No trates de jugar con ventaja a la hora de posicionarte en Linkedin. Leerás cientos de trucos infalibles para ganar seguidores o acceder a contactos influyentes. Nuestro título en Linkedin debe registrar solo nuestro nombre y apellidos y NO abuses de las keywords o palabras claves para tratar de ganar posicionamientos; conseguirás el efecto contrario.

Mejora tu empleabilidad con Andalucía Compromiso Digital

Linkedin es una de las herramientas TIC que están encaminadas a la mejora de nuestras posibilidades de empleabilidad. En Andalucía Compromiso Digital ponemos a tu disposición todo nuestro programa formativo en el que se incluyen desde los acompañamientos digitales para saber cómo incorporarnos al mercado laboral, a través de buscadores y currículums, a cursos específicos, presenciales y de teleformación. Nuestro MOOC sobre empleabilidad aún tiene la matrícula abierta. Infórmate en este enlace.