Kilómetros y kilómetros de acompañamientos digitales

Comenzó en el voluntariado de Andalucía Compromiso Digital pocos días antes de cumplir los 17 años, pero tiene las ideas muy claras: “Si yo sé hacer algo y puedo enseñar a alguien que no sabe hay que hacerlo. No se puede decir que no”. Con esta premisa, Juan José Sánchez se monta en su bicicleta, siempre que el tiempo lo permite, y se desplaza tres veces por semana al municipio de San Isidro, a unos seis kilómetros de Almería.

“Cuando comencé con los acompañamientos estábamos agosto y aprovechaba que hacía buen tiempo, realizaba el acompañamiento, y seguía un rato más con la bici”, indica. De esta forma, kilómetro a kilómetro, este joven reconoce que ha hecho una treintena de acompañamientos, aunque no puede cuantificar la distancia que a recorrido en su bicicleta de carreras.

¿Cuáles es el perfil de sus usuarios? “Hasta ahora principalmente personas mayores a las que les enseño a manejarse con el teclado de su ordenador, el manejo de los móviles, las redes sociales, uso de las videoconferencias, buscadores, actualización de las demandas de empleo… hay de todo”, señala este almeriense que, en ocasiones, también realiza sus acompañamientos en casa: “A veces mi madre me pregunta dudas con el uso del móvil, el ordenador y claro que se las resuelvo”, indica.

Y es que Juan José tiene muy claro que la tecnología va a ser su futuro, ya que cuando acabe el bachillerato optará por una ingeniería “me gustaría automovilística, pero si no sale me decantaré por la electrónica”, señala. ¿Aprenden los voluntarios en los acompañamientos? “Sí, claro a veces te sorprendes porque tú no sabes hacer una cosa y alguien a quien le estás enseñando busca y te da la solución. A mí me pasó con los juegos y aplicaciones a los que te suscribes en Facebook, una persona a la que ayudaba me ayudó a mí”.

Junto a estas lecciones mutuas, Juan José, recuerda el caso de una mujer a la que enseñó a manejar Skype para que pudiera hablar con su hijo en la otra punta del mundo. “El hijo de esta señora estaba en Australia y cuando charlaban lo hacía por videoconferencia con el teléfono; cuando cuadramos la hora le enseñé, a través de mi móvil, cómo manejar las opciones del Skype y pudo hacerlo. Es satisfactorio que la gente a la que ayudas te pare por la calle y te pregunte dudas o simplemente te salude y te dé las gracias”.

Y es que para este joven “mucha gente tiene la tecnología, pero no sabe qué hacer con ella o manejarla correctamente. Esto pasa mucho con las redes sociales, aunque lo parezcan no son un juego y hay que tener siempre muy presente la seguridad”, indica.

¿Qué consejo le daría a alguien que quiere hacerse voluntario digital? “Nunca digas no, si no sabes algo, infórmate, investiga y tarde o temprano acabarás sabiéndolo y podrás ayudar a alguien”. Todo un ejemplo.

Si quieres seguir el consejo de Juan José y hacerte voluntario digital puedes solicitarlo en los centros que Andalucía Compromiso Digital tiene en cada capital de provincia o informándote a través de este enlace. Te esperamos. 😉