Hosting o dominio: ¿dónde se alojan las webs?

Hosting o dominio: ¿dónde se alojan las webs?

¿Alguna vez te has preguntado dónde se alojan las webs que visitas habitualmente? En este artículo te resolvemos esta y otras dudas sobre hosting y dominio.

Todos los sites que existen hoy en día en Internet disponen de ambos elementos que pueden resultar similares, pero no lo son en absoluto. Te ayudamos a distinguirlos y a ahondar un poco más en su tipología.

¿Qué es un hosting o alojamiento web?

Vamos a poner un ejemplo muy visual para que sea más sencillo comprenderlo. Si imaginas que tu página web es como una casa, el hosting será, como su propio nombre indica, el lugar donde se aloja. Con esta comparativa, diríamos que el alojamiento es el solar donde vas a edificar tu casa.

En términos más técnicos es, simplemente, un servidor donde hay espacio para guardar los datos y la configuración de la página web.

Lo habitual es que, para tener el tuyo, debas recurrir a una compañía especializada en este tipo de alojamientos y escojas el más adecuado para ti.

Hosting compartido

Si necesitas tu propia página web y estás empezando, lo habitual es que con un alojamiento de este tipo tengas suficiente. Volviendo al ejemplo de antes, lo que implica es que en tu solar no se construirá un chalet, sino un bloque de pisos, por lo que compartirás el lugar con otras webs o blogs.

Estos hostings resultan más económicos, aunque también ofrecen menos prestaciones. Al repartir el espacio entre varias personas, habrá menos para que puedas utilizar. Lo mismo pasa con la velocidad o la seguridad, que son algo menores que en los hostings dedicados, de los que te hablaremos después. Aun así, para páginas personales o de pequeños negocios resultan suficientes.

Hosting dedicado

Este tipo de alojamiento es utilizado por sitios web que tienen un gran volumen de tráfico.

Son más privados, ofrecen mayor espacio y mayor velocidad, por lo que si tienes un gran negocio con muchas visitas diarias, un proyecto muy complejo que necesite de la instalación de aplicaciones desde el servidor o te dedicas a desarrollar diferentes proyectos que quieres que compartan alojamiento, es perfecto para ti.

Aunque ya puedes consultar las diferencias, lo habitual suele ser que con un hosting compartido tengas suficiente.

¿Qué es el dominio de una página web?

El otro componente necesario para tener un sitio web operativo es el dominio.

Si hablábamos de que el alojamiento es el solar donde se va a construir el edificio, el dominio es la dirección para llegar a él. Es, simplemente, aquello que tecleas en la barra de direcciones cuando quieres llegar a un sitio web que conoces.

Ten en cuenta que el «http:» o el «https:», al igual que las «www» no forman parte del dominio. Lo importante es lo que les sigue, que es el nombre escogido por el propietario y la terminación.

En cuanto a las terminaciones, puedes elegir entre dominios genéricos, como .com, .net o .org, o dominios territoriales, como .es, .fr, .de o .mx. La diferencia entre ellos es muy sencilla: los primeros indican que te diriges a un público global, que puede venir desde cualquier parte del mundo, y los segundos, que tu sitio web está centrado en un país.

Puedes enfocarte a España (.es), Francia (.fr), Alemania (.de), México (.mx) o a cualquier otro país, conociendo su código. Esto no significa que solo podrán acceder a tu página desde allí, sino que, a la hora de posicionar en buscadores, te resultará más sencillo en el país al que te dirijas, pero cualquiera podrá visitar tu web desde cualquier sitio.

En definitiva, para crear tu propio sitio web necesitas un dominio o dirección, y un hosting o lugar donde alojarlo.

Si te gustaría iniciarte en el diseño y programación de páginas web, visita nuestro portal de formación. Podrás encontrar multitud de cursos online totalmente gratuitos sobre esta y otras temáticas para adentrarte en el mundo digital. 

No Comments

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.