Haz que participen en las tareas de casa también de modo digital

Haz que participen en las tareas de casa también de modo digital

Los últimos 25 años han servido para que Internet se haya convertido en una parte integral de nuestra vida cotidiana mientras crecía a la velocidad de la luz. En concreto, desde 1995 hasta el 2016, el número de usuarios de Internet creció de 44 millones a 3.4 billones (3.4 mil millones), y ese número continúa incrementando.

La tecnología nos rodea y a nosotros nos encanta, ya que prácticamente convivimos con ella en cualquiera de sus formas. Es prácticamente imposible imaginar nuestro día a día sin dispositivos como nuestro smartphone, un ordenador o sin Internet.

Pese a que ya lleva bastantes años en boca de todos, ahora más que nunca es cuando estas ventajas y productos tecnológicos se están aplicando al hogar. Y lo más importante, estos elementos son capaces de interactuar entre ellos y con otros servicios gracias al auge del Internet de las Cosas.

¿Qué es el “Internet de las Cosas”?

Probablemente hayas oído hablar del término “Internet de las Cosas”, conocido como IoT debido a su nombre en inglés “Internet of Things”. ¿No lo has escuchado? Familiarizarte con estos términos es una buena idea ya que es bastante probable que utilices estos dispositivos con regularidad.

Por definición, el Internet de las Cosas es “la interconexión a través de Internet de dispositivos informáticos integrados en objetos cotidianos, lo que les permite enviar y recibir datos”. En otras palabras, esta tecnología es capaz de conectar tus dispositivos a Internet, o a otros aparatos, para que puedan tener acceso a la red y realizar nuevas funciones, como por ejemplo controlar elementos inteligentes de forma remota, y recibir alertas y actualizaciones de estado.

Gracias a las redes inalámbricas y el costo bajo de los nuevos procesadores, es posible que casi cualquier cosa, desde una aspiradora inteligente hasta un vehículo autónomo, forme parte de la IoT. Esto agrega un nivel de inteligencia digital a los dispositivos que les permite comunicar datos en tiempo real sin la participación de un ser humano, fusionando de alguna manera el mundo digital con el mundo físico.

Dispositivos digitales para hacer la vida más fácil en casa

¿Algún ejemplo de dispositivo IoT? Dentro del Internet de las cosas se encuentra cualquier dispositivo conectado en una casa inteligente, como termostatos, interruptores de luz o focos, cerraduras, cámaras de seguridad y otros electrodomésticos y aparatos inteligentes, además de vehículos autónomos. Además, como Amazon Echo, Google Home, o el HomePod de Apple son dispositivos IoT, los asistentes inteligentes integrados (Alexa, Google Assistant y Siri) pueden controlar todo tipo de productos para el hogar inteligente.

Te dejamos algunos de ellos:

  1. Luces inteligentes para el hogar: te permiten darle un toque único a tu hogar usando iluminación inteligente que podrás controlar en todo momento. Por ejemplo, puedes encender las luces del garaje cuando te acerques a casa y controlarlas desde el smartphone, con asistentes de voz, etc.
  2. Robots aspiradores: esta es una de las tecnologías más utilizadas, que te permite mantener tu casa reluciente mientras no estás o, cuando estás pero no te apetece limpiar.
  3. Enchufes inteligentes para controlarlo todo: ¿Cómo darle un toque inteligente a un aparato que, a priori, no lo es? Empezando por controlar lo que más necesita: su energía. Podemos dividir la categoría de enchufes entre aquellos que se limitan sólo a ser inalámbricos, es decir, que podemos controlar a distancia mediante un mando de control, y aquellos que añaden las funciones inteligentes, con control a distancia desde el smartphone, programables y con capacidad de integrarse con otros aparatos.
  4. Termostatos inteligentes que ayudan al ahorro energético: uno de los objetivos de la combinación entre tecnología y hogar es crear entornos más inteligentes y eficientes. Los termostatos inteligentes ayudan en gran manera a reducir el gasto energético en casa. Con ellos se pueden crear programas de calor personalizados y controlar la calefacción desde cualquier lugar, adaptándose a cuando hay gente en casa y a las condiciones externas.

¿Quieres manejar todos estos términos para conectar con tus hijos? Echa un vistazo a nuestro diccionario digital.

No Comments

Post A Comment