El valor integrador de las TICs

El valor integrador de las TICs

Las nuevas tecnologías nos hacen la vida más sencilla. El uso generalizado de las TICs (Tecnologías de la Información y Comunicación) han modificado nuestra forma de entender y gestionar las acciones de nuestra vida, ya sea en el terreno personal o en el laboral. Todo es más cómodo, más rápido y, sobre todo, mucho más accesible, pero ¿lo es para todos?

Para muchas personas de nuestro entorno acciones que nosotros entendemos como cotidianas suponen un verdadero esfuerzo. Lo que para nosotros es una mejora en la comodidad, para otras muchas personas puede significar un salto cualitativo que repercute de forma directa en su calidad de vida y en las relaciones con su realidad.

Las TICs tienen mucho que decir en la generación de oportunidades y habilidades para todos, pero especialmente en aquellas personas que presentan algún tipo de discapacidad. Pantallas táctiles, búsquedas por voz, aplicaciones para la gestión de las tareas cotidianas, de opciones de teletrabajo y comunicación, sobre todo mucha comunicación, que siempre repercute en una mayor integración.

Junto a las evidentes ventajas formativas y prácticas, el uso y comprensión de las nuevas herramientas digitales tiene también un importante componente psicológico, ya que repercute directamente sobre la autoestima de las personas que se inician en su manejo y, poco a poco, comprueban cómo van avanzando y generando nuevas habilidades que les hacen la vida más fácil y, además, les permiten integrarse en un mundo en el que, cada día más, todo se gestiona online.

ACD y su labor integradora

Desde que comenzase su labor formativa en el año 2007, Andalucía Compromiso Digital, ha centrado sus esfuerzos en facilitar el acceso a las nuevas tecnologías y superar la brecha digital. Esta brecha no sólo se refiere a contar o no con los medios técnicos, sino también a conseguir que todos los colectivos sociales dispongan de la oportunidad de acceder a las TICs.

Este esfuerzo viene avalado por los datos de usuarios con algún tipo de discapacidad que han participado en alguno de los cursos, talleres, charlas o acompañamientos que ofrece Andalucía Compromiso Digital y que se concretan en una cifra: 2.468 personas; cerca de un 5% del total de usuarios únicos desde que el proyecto comenzase a andar.

En el total de personas con discapacidad que han participado en las opciones formativas de ACD la igualdad es total: 50% mujeres y 50% hombres. De estos, 885 con estudios primarios y 721 con formación universitaria; 692 en situación de desempleo, más de un centenar de estudiantes y otras tantas amas de casa.

A estos datos hay que unirles los convenios y actividades de colaboración que ACD tiene con entidades y asociaciones que trabajan para que la integración sea una labor de todos, con independencia de su condición social, habilidades técnicas, motoras o intelectuales.

¿Quieres conocer más sobre las opciones formativas que ACD pone al servicio de todos de manera gratuita y 100% accesible? Accede a nuestra oferta formativa aquí.

1 Comment

Post A Comment