El 23 de abril también es el día del e-book

El 23 de abril también es el día del e-book

El día 23 de abril se celebra el todo el mundo el Día Internacional del Libro. Su origen se remonta a 1995 cuando la Conferencia General de la UNESCO decidió rendir un homenaje universal a los libros y autores, con el objetivo de ‘alentar a todos, y en particular a los jóvenes, a descubrir el placer de la lectura y a valorar las irremplazables contribuciones de aquellos quienes han impulsado el progreso social y cultural de la humanidad’. La elección de la fecha estuvo motivada por tratarse de un día simbólico para la literatura mundial al coincidir con el día en que habían fallecido, en 1616, Cervantes, Shakespeare e Inca Garcilaso de la Vega (la fecha también coincide con el nacimiento o la muerte de otros autores prominentes como Maurice Druon, Haldor K.Laxness, Vladimir Nabokov, Josep Pla y Manuel Mejía Vallejo).

En este día se celebra también el Día del Derecho de Autor, hoy más en auge que nunca con la explosión del uso de Internet, que ofrece enormes oportunidades a la vez que supone importantes desafíos en el ámbito de la propiedad intelectual.

Por ello, la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) ha desarrollado su Programa Digital con el objetivo de buscar respuestas a las cuestiones que surgen como resultado de la confluencia de Internet, las tecnologías digitales y el sistema de la propiedad intelectual.

En este sentido, la introducción del libro electrónico en el mercado ha provocado distintas opiniones a favor y en contra de éste, y parece que el debate está servido como se ha puesto de manifiesto en el Encuentro de Editores Europeos, celebrado en este mes de abril y donde se evidenciaron las distintas estrategias que los editores tratan de poner en marcha para afrontar los cambios que implica la irrupción de lo digital.

Aunque para muchos el libro tradicional está en guerra con el libro electrónico, otros tantos piensan que ambos formatos convivirán a lo largo del tiempo, encontrando cada uno su ámbito de actuación. En este sentido, para los editores destaca la versatilidad y las nuevas oportunidades que ofrece el ebook para la difusión de la cultura, ofreciendo la posibilidad de adaptarse a las necesidades de diferentes colectivos, como lecturas interactivas o libros de audio. Por otra parte, según datos extraídos del informe de situación del libro digital del Ministerio de Cultura  y publicados por la agencia Buzz Marketing Networks en su infografía sobre el libro electrónico en 2011, su encanto, la comodidad de lectura y el que no necesite batería, son los puntos fuertes del libro tradicional frente al libro electrónico.

Irina Bokova, Directora General de la UNESCO, en su mensaje con ocasión del Día Mundial del Libro y del Derecho de Autor 2013, ha sido puesto de manifiesto estas nuevas oportunidades que ofrecen las nuevas tecnologías para la difusión del conocimiento a través de los nuevos formatos de lectura:

‘Este día nos sirve también para reflexionar sobre las transformaciones que ha experimentado el libro a largo plazo y sobre los valores inmateriales por los que debemos guiarnos. El libro digital ofrece nuevas oportunidades de acceso a los conocimientos, con un costo reducido, en ámbitos muy amplios. El libro tradicional sigue siendo una tecnología poderosa, que no sufre averías, que podemos llevar con nosotros y que resiste la prueba del tiempo. El libro, en cada una de sus formas, es un instrumento precioso que contribuye a la educación y a difundir la cultura y la información. La diversidad de libros y de contenidos es una fuente de enriquecimiento que debemos hacer efectiva mediante políticas públicas adaptadas, luchando contra la uniformización cultural. Esta bibliodiversidad es nuestra riqueza común, que hace del libro mucho más que un objeto puramente material, a saber, la más bella invención del ser humano para el intercambio de ideas más allá de las fronteras del espacio y el tiempo’.

Por todo esto y por su aportación al desarrollo de la Sociedad de la Información y el Conocimiento, ¡felicitemos también al ebook en su día!

1 Comment
  • Carlos Mulet Snowdon
    Posted at 15:21h, 01 mayo Responder

    Lo ideal será que convivan ambas tecnologías aportando lo mejor de cada una. Personalmente, no renuncio al formato impreso y me encanta el digital. Bibliofilia y tecnófila unidas por el amor a la lectura.

Post A Comment