Descubre las extensiones para tu navegador y crece como internauta

Descubre las extensiones para tu navegador y crece como internauta

Las extensiones de navegador son programas que podemos instalar en nuestro explorador de Internet para ampliar sus posibilidades y hacer más sencilla nuestra experiencia en la web.

Estas extensiones, llamadas también plugins, son pequeños trucos o accesos directos a funciones que puedes incorporar en todos los navegadores (Google Chrome, Firefox o Safari) para hacerte la vida más fácil. 

Algunas están disponibles para todas estas plataformas, como el bloqueador de anuncios pop-up llamado AdBlock; otras, aunque tengan una utilidad similar, pueden haber sido creadas por un desarrollador diferente para cada navegador, cambiando de nombre.

Dónde se encuentran las extensiones

El catálogo de complementos es inmenso y suele encontrarse en el apartado «Herramientas» del navegador, donde se despliega una lista con las opciones más comunes y su descripción. 

También se localizan a través de una sencilla búsqueda en Internet como, por ejemplo, «extensiones Firefox para descargar vídeos». Su variedad y funcionamiento es similar a las tiendas de aplicaciones móviles que podemos encontrar en App Store y Google Play, pero sin tener que salir del navegador para usarlas.

Cómo instalar y desinstalar extensiones de navegador

Puede que ya tengas alguna extensión instalada en el navegador. Habitualmente, se trata de esos iconos que se sitúan en la parte derecha superior de la pantalla, junto a la barra donde escribimos las URL en el navegador.

Una de las más comunes, por ejemplo, es Flash Player. Una extensión usada para mostrar contenido flash, esos gráficos animados e interactivos que ves en algunos sitios web, y que puede que tu navegador ya te haya pedido incorporar. En estos casos, basta con pulsar «Aceptar» para integrarla.

El proceso de instalación depende de cada explorador, pero los pasos son muy intuitivos. De la misma forma, para desinstalarlas también basta con un par de clics en la configuración del navegador o accediendo al menú de la propia extensión pulsando el botón derecho sobre su icono.

Extensiones de Google Chrome

Las extensiones para Google Chrome se sitúan en el menú de “Herramientas” (los tres puntitos que encontramos en el extremo derecho de la ventana).

  1. El primer paso es pulsar «Más herramientas» en el menú y después ir a «Extensiones».
  2. Allí, accedemos a las extensiones que ya tenemos instaladas. También podemos hacer clic en la barra «Buscar extensiones» y todas las opciones aparecerán ordenadas por categorías.
  3. Basta con pulsar en «Instalar» para que formen parte del navegador o «quitar» para desinstalarlas.

También se puede acceder directamente a Chrome Web Store para ver las extensiones más populares, su valoración y una explicación de las funciones.

Extensiones de Mozilla Firefox

En el caso de extensiones para Mozilla Firefox, el procedimiento es bastante similar.

  1. Una vez accedemos al navegador Mozilla Firefox, debemos ir a «Herramientas» y después pulsar la opción «Complementos».
  2. De esta forma aparecerá el «Administrador de complementos» y solo debemos hacer clic en «Obtener complementos» .
  3. Cuando veamos las diferentes opciones, basta con seleccionar «Agregar a Firefox» para que empiecen a formar parte de nuestro navegador.

Podemos ingresar directamente en la URL de Firefox Browser Add-Ons para ver una completa descripción de los complementos más populares y sugerencias de forma intuitiva.

Extensiones de Safari (el navegador de Mac)

La primera recomendación en el navegador de Mac es comprobar que el navegador está actualizado para que las extensiones Safari funcionen correctamente.

  1. Cuando abrimos Safari, debemos elegir «Extensiones de Safari» desde la primera opción del menú.
  2. A continuación se nos desplegará la App Store en la página de complementos de Safari.
  3. Basta con pulsar «Obtener» y hacer clic en «Instalar». Después, simplemente debemos seguir las instrucciones que ofrezca la propia extensión.

Qué tipos de extensiones existen y qué ventajas tienen

Estos «miniprogramas» para el navegador son casi siempre gratuitos, se actualizan automáticamente y se pueden instalar y desinstalar en cualquier momento.

La principal ventaja es que te ofrecen múltiples funciones añadidas, desde guardar contraseñas (con 1Password) a buscar chollos en Amazon (Amazon Assistant). 

De esta manera, existen extensiones de todo tipo y cada usuario puede encontrar diferentes beneficios según su uso de Internet.

Existen algunas que son más genéricas para, por ejemplo, consultar el parte meteorológico, como Weather, o escuchar música, como Spotify, pero también hay otras muy específicas orientadas a trazadores de planos, recursos educativos o de traducción

También son muy frecuentes las extensiones que acompañan a aplicaciones tan comunes como Pinterest o Facebook, entre otras redes sociales. Sin necesidad de entrar a la web, con un solo clic tendrás acceso a muchas de sus funciones.

Las posibilidades de las extensiones son inmensas. Además de gestionar funciones de seguridad, se encargan de bloquear ventanas emergentes de publicidad mientras navegas, te ofrecen la previsión meteorológica de un vistazo, traducen los textos sin salir de la misma ventana, sirven para subir archivos a la nube, escribir notas de forma rápida, hacer capturas de pantalla, escuchar tu música preferida o ver las letras de las canciones, entre otras.

Ahora que sabes cómo instalar extensiones en tu navegador, te invitamos a que descubras cuáles son las más útiles para ti. Sigue los pasos y amplía tu experiencia y conocimientos sobre Internet con cualquiera de nuestros cursos online gratuitos. ¡Ya puedes inscribirte! . 

No Comments

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.