¿Cuáles son tus derechos como comprador en Internet?

COMPRARinternet

Estamos en época de compras. Faltan poco más de dos semanas para la Navidad y, algo más de un mes para una de las épocas fuertes del año para el comercio: las rebajas de invierno. ¿Ya tienes decididas tus compras? ¿Cómo las vas a hacer de forma presencial, por Internet o una mezcla de ambas?

Los datos del Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información, indican que cada vez más españoles compran en Internet. El último informe, referido al año 2014 señala que en nuestro país se movieron nada más y nada menos que 16.259 millones de euros en operaciones a través de Internet; un 11,3% más que el año anterior.

Las ventajas de Internet son de sobra conocidas: rapidez, exlusividad, acceso a productos descatalogados y, sobre todo, comodidad, algo que en esta época del año, tradicionalmente marcada por las colas y los tiempos de espera para conseguir un regalo, se agradece, y mucho. Por supuesto, antes de nada, si compras en Internet, debes hacerlo con seguridad ¿recuerdas nuestros consejos para compras sin sustos? .

La seguridad no es lo único que debes tener en cuenta cuando haces una compra o contratas un servicio a través de Internet. ¿Sabes cuáles son tus derechos como comprador o cliente en Internet? Te lo decimos desde ya: los mismos que tienes cuando realizas una compra en una tienda real. Para que no haya problema, te vamos a dejar algunos consejos que, seguro, te animarán a realizar compras online y, además, te permitirán hacerlo de forma segura y con tus derechos muy claros:

Comprobantes siempre: Que el acuerdo se celebre en el mundo virtual no significa que no necesite un respaldo físico. Ya sea a través de papel, por envío tradicional o por mail, el consumidor tiene derecho a que la compañía o la tienda le remita la factura o el comprobante del contrato en el que deben venir claramente la condiciones y tarifas de los servicios que ha contratado.

Derecho de desestimiento: Si contratas un servicio a través de la Red, cuentas con 14 días naturales para poder echarte atrás y devolver el artículo o cancelar el contrato.

Desglose en las facturas: Da igual que sea una compra o un contrato con un operador telefónico o de Internet, como consumidor tienes derecho que a los cargos a tu cuenta vayan perfectamente desglosados e incluyan todos los conceptos que suman a la factura. Si esto no ocurre, recuerda: Derecho de desestimiento.

Garantía: Ocurre lo mismo que cuando compras un artículo en una tienda física. Tienes un periodo de garantía de dos años para poder reclamar o exigir que el artículo que has comprado sea tal cual lo viste en la web. Un consejo vital para evitar problemas es que guardes todas las facturas hasta que pase el periodo de garantía, puedes hacerlo perfectamente creando una carpeta en tu mail o subiéndolas a la nube.

Plazos de entrega: Cada compañía es diferentes, pero lo que está claro es que los plazos de entrega para un producto comprado por Internet no debe ser superior a los 30 días. A partir de ahí tienes todos los derechos para no aceptar el producto.

Embalaje: En las compras por Internet se convierte en una cuestión fundamental, ya que al tratarse de envíos por correo debes tener muy presente que el producto se entrega de forma adecuada, tanto por fuera como por dentro. Revisa bien este concepto porque es uno de los más reclamados a la hora de protestar por una compra en Internet.

Ayuda: Para cualquier reclamación, duda o consulta sobre compras online te remitimos a los organizaciones de consumidores que, desde hace años, cuentan con servicios especializados en este tema y que, en caso de reclamación, pueden poner a tu disposición sus servicios jurídicos para evitar que sufras indefensión como consumidor.