¿Con quién juega tu hijo/a? Cómo adentrarse en las redes P2P

¿Con quién juega tu hijo/a? Cómo adentrarse en las redes P2P

P2P (Peer to Peer) significa de igual a igual, y son aquellos programas que permiten a los usuarios de Internet conectarse entre sí y compartir archivos que están en sus ordenadores. De hecho en la actualidad una de las formas más importantes y populares de compartir todo tipo de material por la red.

Básicamente, las redes P2P son redes de ordenadores que funcionan sin necesidad de contar ni con clientes ni con servidores fijos, lo que le otorga una flexibilidad que de otro modo sería imposible de lograr.

¿Cómo obtienen esta flexibilidad? Pues gracias a que la red trabaja en forma de una serie de nodos que se comportan como iguales entre sí. Por lo tanto, los ordenadores conectados a la red P2P actúan al mismo tiempo como clientes y servidores con respecto a los demás ordenadores conectados.

Además, las redes P2P aprovechan mucho mejor el ancho de banda disponible entre los usuarios para el intercambio de archivos, lo que permite un mejor rendimiento en las conexiones. Esto se traduce en una mayor velocidad y en una descarga de archivos más rápida.

Dejando a un lado sus teóricas ventajas, es cierto que existe una gran confusión en nuestra sociedad acerca de la legalidad y de si es ético o no el uso de estas aplicaciones

Riesgos de las redes P2P

Como ya hemos visto, las redes P2P no son solo ventajas, también tienen riesgos que hay que tener en cuenta. En estas redes es bastante común encontrar fakes y malware, por lo que hay que hay que prestar atención al archivo que se está descargando. Si no es lo que su nombre indica, pueden suceder dos cosas:

  1. El contenido es fake: su contenido no es el que te han prometido, por lo que perderás el tiempo y podrás encontrar contenido desagradable y que compartirlo sea motivo de denuncia.
  2. Si el archivo que copiamos es una aplicación maliciosa estaremos ante un malware, que es una aplicación que puede tomar el control de nuestro ordenador, espiar nuestra información personal e incluso dañar nuestros programas: virus, troyanos, gusanos, keyloggers…

A pesar de que existen antivirus y filtros de protección, estos no son siempre eficaces, por lo que es necesario utilizar el sentido común. Hay programas de P2P que permiten previsualizar algunos de los contenidos que estamos descargando, por lo que podemos ver el archivo que nos estamos descargando antes de que se complete el proceso y cancelarlo si no corresponde a lo que esperábamos descargar.

Otra buena herramienta es prestar atención a los comentarios de otros usuarios de la red P2P para verificar que el contenido es el que estamos buscando y no otro.

Redes P2P y derechos de autor

En la Ley de Propiedad Intelectual se habla del derecho a la copia privada, es decir, el derecho a hacer copias privadas de cualquier obra sin permiso del autor siempre que no exista ánimo de lucro y la copia se realice a través de una copia legal, es decir, que hayamos comprado normalmente.

Por otro lado, el concepto “piratería” está relacionado con la venta ilegal e intencionada de obras protegidas por derechos de autor y no tiene nada que ver con el uso privado y personal que tus hijos pueden hacer bajando un contenido legal en su ordenador.

¿Qué hacer si te asaltan las dudas? Lo ideal es utilizar una alternativa al software privativo y las obras artísticas que llegan a nosotros a través de canales sospechosos y sin ser copias legales: el software libre y los recursos con licencias Creative Commons.

Si quieres estar al tanto para evitar otros riesgos que pueden afectar a tus hijos, echa un vistazo a este post sobre lo que no deberían compartir en redes sociales.

Consejos para el uso de Internet

No Comments

Post A Comment