Cinco pasos a dar si tu hija sufre acoso en la red

Cinco pasos a dar si tu hija sufre acoso en la red

El acoso cibernético o ciberbullying es un problema que desgraciadamente crece día a día. Este crecimiento se debe a que en la actualidad cada vez más niños y niñas usan teléfonos móviles y otros dispositivos digitales para enviar mensajes de texto o publicar en redes sociales. Eso sí, hay diversos consejos que los padres pueden llevar a la práctica para que los menores se relacionen en línea de manera adecuada.

Dentro del acoso en la red se incluyen diversas prácticas, como los mensajes agresivos, compartir fotos vergonzosas de otras personas, inventar y difundir historias falsas o obligar a otras personas a que ignoren a alguien o lo excluyan de las actividades.

Los lugares más comunes donde ocurre el ciberacoso son las redes sociales, como Facebook, Instagram, Snapchat y Twitter, servicios de mensajería instantánea como Whatsapp y el email.

¿Se puede prevenir el ciberbullying?

En el ciberbullying hay algunos casos concretos en los que una actuación previa hubiera ahorrado muchos problemas a los padres y madres. Si sigues estos consejos, la probabilidad de tus hijos de sufrir acoso en la red disminuirá:

  • Haz ver a tus hijos e hijas la importancia de ser respetuosos en la red y de no publicar mensajes negativos que puedan dañar a otras personas. Además, recuerda que si usas redes sociales tú eres su mejor ejemplo.
  • Presta atención e involúcrate en todos los pasos de tus hijos en la red. Pregúntales qué tipo de publicaciones están viendo y cómo le afectan.
  • Trata de concienciarles para que cuiden su privacidad. E instala un buen antivirus y mejora las contraseñas.

En cualquier caso, la solución no es bloquear la vida digital ni el acceso a las tecnologías de tus hijos. Se pueden poner algunos límites, sin prohibirles el acceso a las redes sociales, el WhatsApp y otras tecnologías.

5 consejos si tu hijo/a sufre acoso en la red

En casos de acoso cibernético es difícil muchas veces para los padres saber cuál es la mejor manera de reaccionar. Sin embargo, poner en marcha estas recomendaciones puede ayudarte:

  1. Comunícate con tus hijos: es vital trabajar la comunicación en el caso de los padres y madres. Esto será de gran ayuda para ejercer cierto control sin convertirlo en una intromisión en su privacidad. Lo ideal es que ellos sientan que estás ahí y que puedes ayudarles.
  2. Aprende todo lo que puedas sobre las herramientas digitales: debes saber desenvolverte en el mundo digital en el que se mueve tu hijo. Así conocerás de primera mano los problemas que le afectan.
  3. Guarda las pruebas: si encuentras alguna evidencia en la red, guárdala realizando una captura de pantalla. Esto podría ser vital en caso de denuncia.
  4. Muéstrales todo tu apoyo: no es malo que habléis sobre la experiencia. Que sientan que hay una persona que los escucha y apoya es muy positivo a la hora de manejar la situación.
  5. No dudes en denunciar: la mayoría de las plataformas de redes sociales tienen un proceso para denunciar malas conductas. Por supuesto, también existe la posibilidad de denunciar a la policía.

¿Aún no tienes la guía de primeros auxilios digitales? ¡es gratuita!

Consejos para el uso de Internet

No Comments

Post A Comment