Aprender a programar, la nueva competencia digital

Aprender a programar, la nueva competencia digital

En una sociedad en la que la internet y el uso de las TICs van cobrando mayor importancia con cada año que pasa, es lógico pensar que las competencias tradicionales deben cambiar y las empresas tengan la necesidad de pedir a sus empleados más competencias tecnológicas. Y es que los ordenadores, los móviles y las tablets se han convertido en uno de los centros neurálgicos entorno a los cuales giran nuestras vidas. Una de estas competencias clave es la programación. Pero, ¿qué es, y para qué sirve?

Para poner en contexto, hablemos brevemente de cómo funcionan los ordenadores.

El software es el componente lógico de los dispositivos y el hardware el físico. Podríamos decir que el software son los programas, las interfaces, que usamos; mientras que el hardware es el ratón, el teclado, la pantalla, etc. El software envía señales al hardware, la parte física, y hace que las herramientas que estemos usando sean operativas. 

¿Por qué piden las empresas cada vez más está competencia?

En este proceso, la programación sirve para desarrollar una aplicación, herramienta virtual o software que pueda resultar útil para un proceso de trabajo determinado.

La piden porque es una habilidad creativa que permite abrir las posibilidades de la empresa a la hora de gestionar procesos, atraer clientes o llevar a cabo acciones de marketing.

También es un medio para solucionar cuestiones como, por ejemplo, problema en una página web o blog. Se podrían cambiar los parámetros de alguno de ellos de forma personalizada con la programación. Son “instrucciones” que sigue un programa para ejecutarse. Y dichas instrucciones se definen a través de un lenguaje o código prediseñado muy objetivo que se redacta en un programa, dependiendo de este se pueden programar webs y otras herramientas con distintos lenguajes.

Seguramente en este punto te estés preguntando qué lenguaje de programación es el ideal para ti o cuál puede resultar más útil. Y es que a veces puede resultar difícil elegir qué lenguaje de programación aprender, puesto que hay muchos: Java, HTML, Go, PHP, C++, etc.

 Algunos sirven para tareas más específicas que otros, pero el Java, el C++ y el HTML pueden ser los más útiles para las empresas, puesto que la utilidad de la programación radica en la capacidad que podemos adquirir para mejorar páginas web o blog, procesos como la asignación de sueldos, conversiones automáticas, entre otras muchas cosas más.

No Comments

Post A Comment