Tus redes sociales dicen mucho de ti: haz que tus perfiles mejoren tu empleabilidad

Las redes sociales han supuesto un gran cambio en nuestro ritmo y estilo de vida. En ellas estamos continuamente conectados con el resto del mundo, ya sea compartiendo fotos y mensajes con otros usuarios, ya sea utilizándolo como herramienta de networking o proyectando una cierta imagen profesional a modo de currículum.

‘Community manager’ de tu propia marca

En las redes sociales puedes ‘vender’ todas tus bondades y hacer que lleguen a un gran número de personas de forma fácil y directa. En cierta manera, se trata de trabajar una marca personal de ti mismo. Esto puede ser muy positivo, pero ojo: también podría volverse en tu contra. ¿Te imaginas si alguna empresa interesada ve esa foto de aquel fiestón en la que te etiquetaron y que ya ni recordabas?

Cuídate por tanto de fotos demasiado “informales”, especialmente en la imagen de perfil, así como de elegir bien tus gustos e intereses. A la hora de compartir contenido o dar “likes”, hay que tener en cuenta que esto quedará para siempre en la red, así que mejor asegurarnos de que el material sea de calidad para no llevarnos ninguna sorpresa. Y muy importante, en algunas redes deberás configurar la forma en la que pueden o no etiquetarte los demás usuarios.

No obstante, es posible que no quieras perder el carácter desenfadado y familiar de redes sociales como Facebook. En este vídeo tienes algunos consejos básicos para controlar la privacidad de tus publicaciones en Facebook.

 

¿Sirven las redes sociales para encontrar empleo?

Por supuesto que sí, de hecho constituyen un entorno esencial para ello. El envío tradicional de nuestro currículum tiene los días contados, ahora las empresas acuden a las redes sociales, bien de manera directa para hacer llegar sus ofertas de empleo a los posibles candidatos y candidatas o para buscar información de estas personas antes de proceder a su contratación.

Si bien la red profesional más utilizada en el mundo es Linkedin, otras como Facebook, Twitter, o incluso Instagram, pueden ayudarnos en nuestra propósito.

  • Twitter. Si decides incorporar esta herramienta a tu búsqueda de empleo, tendrás que usarla de forma profesional. Sigue a personas o empresas que sean relevantes en tu sector, empresas en las que te gustaría trabajar, “influencers” o sitios web de ofertas de trabajo.
  • Instagram. Puede resultar una buena red complementaria, sobre todo si te dedicas a áreas de trabajo relacionadas con el diseño, la fotografía, el marketing digital o la publicidad.
  • Facebook. Una vez marcado nuestro perfil como público, para que puedan visitarnos, es esencial compartir contenido de calidad y que aporten valor a tu marca personal. También puedes utilizar el buscador para encontrar ofertas, por ejemplo con los hashtags #empleo o #trabajo.

Si quieres crear de manera óptima tus perfiles en las redes sociales y aprender a utilizarlas, aquí tienes este curso gratuito. ¡Inscríbete ya!

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *