Redacción SEO: captando el interés con las keywords

Keywords redaccion SEO

Actualmente, las keywords son un elemento clave para lograr una buena redacción SEO. Hace tiempo que los profesionales comprendieron cómo la forma de redactar contenidos digitales difería de los contenidos en papel. Las keywords han supuesto un cambio a la hora de priorizar temas y definir la estructura de un texto digital.

¿Qué son las keywords?

Para que un texto digital llamé la atención del lector y mantenga su interés, es fundamental un buen uso de keywords. También llamadas palabras clave, éstas deben ser palabras que representen y describan el contenido publicado.

Pero ahí no acaba el asunto. Gracias a ellas, los usuarios encuentran nuestros contenidos en buscadores como Google. Por lo tanto, es de gran importancia que las keywords sean elegidas adecuadamente. Por el contrario, los lectores nunca llegarán a nuestras publicaciones si hacemos una mala identificación de keywords o una mala aplicación de ellas en un artículo.

Las keywords son un elemento básico a cuidar si queremos que Google sea amable con nosotros. Es decir, estos términos influyen en el posicionamiento SEO, o dicho de otra manera, el lugar que nos otorga Google en su lista de resultados. Si te interesa ampliar tus conocimientos en SEO, te recomendamos que te leas este post sobre pautas para mejorar tu posicionamiento orgánico.

De las 5 W a las 5 keywords. Periodismo SEO

Una buena redacción digital se caracteriza por responder las necesidades informativas de los lectores. Con la irrupción de Internet, la forma de escribir ha cambiado. Durante los tiempos del periodismo tradicional, la forma de redacción que seguían los profesionales obedecía a las famosas 5 W (what, who, when, how, why). Ésta buscaba cubrir una noticia respondiendo a 5 preguntas: qué, quién, dónde, cuándo, cómo y por qué.

Ahora todo contenido digital que se precie (y que aspire a posicionarse) debe su estructura también a las keywords. La keyword principal habrá de estar presente sobre todo en las partes importantes de la página: titular, lead, primer párrafo, algún epígrafe… Otras palabras clave relacionadas, no más de cuatro, contribuirán a crear una nube semántica que oriente temáticamente el artículo. Las keywords demuestran una interesante función: la de servir como orientación temática al redactor para incorporar de manera ordenada (y afín con el público) cierta información.

Un paso más adelante, la búsqueda por voz

Se podría decir que para mantener el interés de nuestros lectores y satisfacer sus necesidades informativas, la redacción debe adaptarse a las tecnologías y tendencias del momento. Si antiguamente la clave eran las 5 W y luego las keywords, hoy se habla de una nueva etapa para crear contenidos que los usuarios encuentren: la búsqueda por voz.

La búsqueda por voz permite a los internautas consultar en Internet sus preguntas mediante la voz, utilizando el micrófono de sus dispositivos. Pero, ¿cómo son estas búsquedas? El usuario pasa de introducir frases como ‘ comprar zapatos deporte’ a utilizar longtails. Estas se caracterizan por ser mucho más descriptivas. Un ejemplo sería ‘donde puedo comprar zapatos de deporte’. Tal como se aprecia, este tipo de búsquedas se caracterizan por una mayor similitud a la forma normal de hablar de las personas, más natural y menos robotizada. En este caso, la redacción de los contenidos debe adaptarse de nuevo y responder a esas preguntas.

El uso de longtails tiene consecuencias en los resultados de búsqueda. Son buena idea si lo que se busca es llegar a un número de personas más reducido pero más segmentado y específico. En consecuencia, tendremos menos competencia. Por el contrario, si lo que buscamos es llegar a un mercado masivo, lo mejor será que nos decantemos por utilizar términos más generales. En esta situación, la competencia será mayor.

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *