¿Qué es y para qué sirve tu marca personal?

ACD marca personal

Una marca personal es, en palabras sencillas, aquello que tu personalidad y el conjunto de tus aptitudes son capaces de proyectar y comunicar a los demás. En la era digital, la marca personal toma bastante relevancia. En este post te contamos cómo trabajar tu imagen digital y aprovecharla para mejorar tu empleabilidad.

La marca personal en Internet

Al igual que nos preocupamos por nuestra forma de vestir y hablar, debemos preocuparnos por la huella digital que dejamos cara al público. Hoy, ambas realidades inciden en nuestra marca personal y en nuestras aspiraciones dentro del mercado laboral.

Con la irrupción de Internet y las redes sociales, la marca personal toma un especial valor. Existe un ecosistema de intercambio de información del que debemos estar al día. Tanto si somos una persona individual como en el caso de una empresa, es fundamental monitorizar lo que dicen de nosotros, estar pendiente de las menciones, publicaciones e interacciones que tengan que ver con nosotros.

El ejemplo paradigmático que demuestra una mayor uso y rédito de la marca personal lo encontramos en quienes hacen de ello una dedicación profesional. Hablamos de los conocidos influencers, personas con tal éxito e influencia en los canales digitales que ya son consideradas como auténticas herramientas de marketing. Por cierto, ¿crees que el influencer nace o se hace? En este post tienes la respuesta.

Cómo crear tu marca personal

Las nuevas tecnologías ponen a nuestra disposición una infinidad de herramientas, plataformas y canales gratuitos para proyectar nuestra personalidad, gustos e intereses. Esto puedes aprovecharlo para la creación de tu propia marca personal. A continuación te exponemos tres claves que no pueden faltar en cualquier construcción de marca personal.

  1. Crea tu propio blog o web. Esto supone un espacio en blanco para publicar tus intereses y aficiones. Son interesantes para generar comunidad e interacción. Tener una plataforma propia es un gran respaldo para que los demás conozcan tu personalidad. Puedes escribir sobre lo que quieras: cocina, coches, moda, tecnología, animales…
  2. Redes sociales. Aquí lo interesante es dar un uso profesional a nuestros perfiles. Publica aquel contenido que coincida con tu forma de pensar. Te recomendamos que no publiques información o fotos muy privadas. Ten en cuenta que, si estás buscando trabajo, las empresas seguramente investiguen tus redes sociales, y siempre es mejor evitar situaciones incómodas.
  3. Linkedin. Es la red social profesional más utilizada del mundo. Aquí puedes hacer público los estudios que has realizado, tus intereses y tu trayectoria profesional. Es una gran herramienta para la búsqueda de empleo y para establecer una red de contactos interesantes.

Recuerda que lo correcto es tener una estrategia detrás, y no publicar por publicar. Tómate tu tiempo para pensar qué quieres plasmar sobre ti en los diferentes canales digitales y a quién quieres dirigirte.

En función de ello, sabrás qué tipo de contenido publicar y en qué medios debes tener presencia. ¡Es tu turno! Empieza a crear tus plataformas digitales y a desarrollar una buena marca personal.

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *