¿Cómo veíamos el futuro tecnológico? 25 años de la Expo 92

25 años de la Expo 92

Estos días se cumplen 25 años del comienzo de la Expo 92, un evento que desde Andalucía impresionó al mundo y que sirvió para marcar de algún modo el final del siglo XX. Puede ser que tú no hubieras nacido o no la recuerdes, o quizás la viviste intensamente. En cualquier caso, queremos proponerte esta breve retrospectiva a lo que se podía considerar la vanguardia del pasado. Desde el 20 de abril de 1992 y a lo largo de seis meses, todas las miradas se fijaron en la Isla de la Cartuja de Sevilla. La Expo 92 hizo un repaso a una era, la Era de los Descubrimientos, y rindió culto al progreso reuniendo los mayores avances de la época en el campo de la tecnología, la cultura y la creatividad. ¿Pero qué aspectos tecnológicos del futuro que se atisbaba en 1992 se cumplieron? Y más interesante, ¿qué avances no se previeron?

De la Aldea Global a Internet

¿Conoces cuáles eran los principales adelantos tecnológicos en 1992? En la Expo se hablaba de muchos conceptos novedosos que en algunos casos resultaban casi ininteligibles para la mayoría de la gente. Los contenidos de un gran número de pabellones reflexionaban sobre esa visión del futuro, e incluían en buena medida lo último en tecnología. Vamos a destacar, y a contrastar con nuestro tiempo, cinco conceptos futuristas que suponían la vanguardia de entonces y que llamaban la atención en la Expo 92.

1. La televisión de alta definición.

En la Isla de la Cartuja pudieron verse un buen número de contenidos precursores de esta tecnología. Varios pabellones mostraban en sus espacios expositivos vídeos en Alta Definición, como era el caso del Pabellón de la UE, o el de Retevisión, así como proyecciones de cine HD a 48 imágenes por segundo, como el Pabellón de Canadá con su película Momentum. Por cierto, ¿sabías que las primeras emisiones en HD de España se realizaron desde la Expo 92? Hoy en día, la resolución 4K duplica la calidad de la imagen.

2. Los cines experienciales.

Era una obsesión de la época, especialmente en el marco de eventos y espacios lúdicos y orientados al espectáculo. En la Expo 92 se pudieron disfrutar experiencias audiovisuales de múltiples tipos. Desde cines en pantallas esféricas hasta historias holográficas, desde 3D hasta butacas que se movían, desde 360º hasta proyecciones sobre cortinas de agua. Realmente, la tecnología de este campo ha seguido el camino esbozado. Se ha impuesto definitivamente lo digital a lo analógico, se ha extendido la presencia del 3D en el cine de masas, y las experiencias envolventes triunfan en parques temáticos, con la irrupción del 4D (3D + experiencia multisensorial).

3. Proyecciones con láser.

La verdad es que el láser en aquella época resultaba más atractivo por su impacto visual que por constituir un avance tecnológico de múltiples aplicaciones científicas, como se ha demostrado hoy en día… Muchas performances audiovisuales incluían haces de luz láser que producían efectos o representaban formas y textos. En el espectáculo del lago de cada noche, la gente alucinaba.

4. La Aldea Global.

Concepto estrella donde los haya en el discurso tecnológico y antropológico del siglo XX. Acuñado por el teórico Marshall McLuhan, efectivamente esta expresión definía un fenómeno de homogeneización del pensamiento social gracias a los medios de comunicación masiva, cada vez con mayor alcance, cada vez más inmediatos. Pero dicho modelo era impulsado en 1992 desde la perspectiva casi exclusiva de la televisión por satélite. Muy sintomático era el contenido principal del Pabellón de las Telecomunicaciones, donde se contaba la historia de una familia del futuro que manejaba todo tipo de adelantos en una casa más o menos domótica, pero que recibían de su pastelero una receta… ¡por fax! Nadie imaginaba la revolución que iba a suponer Internet.

5. Fibra óptica.

Éste era uno de los términos más repetidos en la comunicación de la muestra, y es que el recinto de la Expo 92 fue el primer espacio en España con una red de fibra óptica. Y en la Cartuja se pudieron comprobar algunas de sus funcionalidades. Se habilitaron unos puntos con pantallas táctiles conectados entre sí. Gracias a estas áreas y a la red que los unía, los visitantes podían enviar contenidos (como fotos o mensajes) desde un punto a otro del recinto. Aquí sí, un reducido atisbo de la conectividad que más tarde cambiaría el mundo.

Éstas son algunas de las innovaciones que estuvieron más de moda durante la muestra universal. Como ves, no se adivinaba el impacto que iba a tener en la vida de las personas un nuevo concepto de comunicación: Internet. Este hecho en realidad nos indica que quizás las mayores revoluciones tecnológicas suelen estar por revelarse. A veces, ni siquiera somos capaces de imaginar nuevos hábitos sociales y usos que impulsan un camino inesperado de ciertas tecnologías. Y de hecho, tienes que ver esa incertidumbre como una motivante oportunidad para formarte y ser protagonista del futuro. Nosotros te invitamos a hacerlo con nuestra oferta formativa relacionada con el mundo digital y las TIC.

 

 

 

 

Deja un comentario