Cómo editar tus fotos de verano con GIMP

GIMP-ACD

Al llegar el verano, solemos aprovechar las vacaciones y viajes para hacer fotos y presumir en redes sociales como Instagram. Pero antes de compartirlas, ¿te gustaría mejorarlas de algún modo? (Y no nos referimos solo a corregir los ojos rojos). En este post te vamos a hablar de aplicaciones de edición de imágenes como GIMP, que te ayudarán a que tus fotos triunfen aún más.

Un gran catálogo de utilidades

GIMP es un programa ideal para retocar, componer y editar imágenes. Disponible para Windows, Mac y Linux, GIMP es gratuito, está repleto de funciones ampliables mediante plugins y es de código libre, por lo que cualquier persona con dotes para programar podría contribuir a su mejora.

Dentro de su gran variedad de utilidades, éstas son las funcionalidades más frecuentes a nivel de usuario:

  1. Redimensionar una imagen. Suele ocurrir que el tamaño de nuestra imagen no nos sea útil y queramos redimensionarlo. En GIMP puedes hacerlo, manteniendo o no la proporción de la imagen.
  2. Cambiar el tamaño del archivo. Junto con la resolución, el tamaño del archivo de una imagen es otro aspecto con el que trabajamos habitualmente. Como ya sabrás, a mayor calidad, más espacio ocupará la imagen.
  3. Recortar una imagen. Habitualmente nos encontramos con fotografías en las que no todo es aprovechable, en muchos casos hay elementos que no nos interesan, como bordes, partes desenfocadas, márgenes… Recortándolos conseguiremos mejorar nuestra imagen.
  4. Girar o inclinar una imagen. Si al tomar una foto el sentido de la imagen no es el más adecuado, podemos girarla hacia un lado u otro. Si quieres que la inclinación sea distinta a 90 o 180 grados, puedes inclinar la imagen a tu antojo.
  5. Mejorar los colores. GIMP ofrece una gran variedad de herramientas para corregir colores en una imagen. Ecualizar, realzar, realizar balances de blancos o ajustar el tono y la saturación son algunas de ellas.

GIMP vs Photoshop

En algunos casos, GIMP se ha convertido en alternativa a Photoshop, el indiscutible dominador en el mundo de la edición de imágenes. GIMP basa su razón de ser en su carácter gratuito y en el hecho de que algunas de sus prestaciones no tengan nada que envidiar a otras licencias comerciales. Es más, si aprendes a utilizarla de manera fluida te resultará tan práctica como Photoshop a la hora de aplicar funcionalidades de edición habituales.

Para ello, descubre nuestro curso de Retoque fotográfico con GIMP ¡Fórmate de manera gratuita!

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *