¿Qué es un acompañamiento digital? El éxito mutuo de la formación personalizada

Formación Personalizada ACD

Un acompañamiento digital tiene ventajas tanto para la parte que aprende como para la parte que forma. El objetivo de esta formación personalizada es lograr la integración de toda la ciudadanía en el mundo digital, superar las barreras que a veces las nuevas tecnologías implican en determinados usuarios, y mostrarles las posibilidades que ofrecen.

La formación a través del acompañamiento digital es la relación más cercana y personalizada que un integrante de nuestro voluntariado puede ofrecer a alguien. En este post profundizaremos en esta modalidad de formación.

Una formación totalmente personalizada

Desde Andalucía Compromiso Digital, buscamos humanizar y simplificar el proceso de formación. Gracias a nuestros voluntarios y voluntarias, hacemos realidad que toda la ciudadanía comprenda la importancia del mundo digital y disfrute de sus beneficios.

Nuestro proyecto desarrolla 3 modalidades de formación: personalizada, presencial y online. Aquí nos centramos en contarte cómo funciona la primera de ellas: la formación personalizada. ¿Por qué no te sumas a nuestro voluntariado y contribuyes otras personas a mejorar sus competencias digitales ?

El proceso para solicitar un acompañamiento digital es muy sencillo. Las personas interesadas en la formación personalizada pueden hacerlo desde aquí rellenando un formulario. En él deben especificar la materia en la que están interesados. Además, existen acompañamientos digitales para un amplio número de temáticas digitales. Por ejemplo, para uso de dispositivos móviles, ofimática, redes sociales, gestiones online…

Beneficios del acompañamiento digital

¿Lo mejor de los acompañamientos digitales? Sin duda, lo mejor de este tipo de formación personalizada es que beneficia a todas las personas que participan en el proceso. A continuación te decimos por qué:

  • Beneficios para el voluntariado. Nuestros voluntarios y voluntarias obtienen una doble ventaja. Por una parte, desarrollan nuevas habilidades a nivel personal y orientadas a posibles ámbitos profesionales, tales como hablar en público, mejorar la autoconfianza y potenciar aptitudes sociales. Por otro lado, hacen un repaso de sus conocimientos ya adquiridos. Si un conocimiento no se practica o se deja en el olvido, terminará por desaparecer. ¡Es mejor compartirlo!
  • Beneficios para el alumnado. Son la otra cara fundamental del voluntariado. Las personas que reciben la formación también consiguen una doble recompensa. Aprenden en materia digital y, además, son integrados en un ambiente social activo.
  • Para ambas partes. Estas experiencias de voluntariado son capaces de generar contactos profesionales y sociales. En muchas ocasiones, los voluntarios y alumnos convierten ese escenario de aprendizaje en una oportunidad para el crecimiento personal y la amistad, así como para entablar lazos profesionales que redundan en beneficio de la empleabilidad.

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *