¿A qué edad deberías regalarle un móvil? Claves para una emancipación digital

Uso del movil en la infancia

¿Ya te han pedido que les regales un móvil? Todo un órdago que nuestros hijos y nuestras hijas suelen plantear en casa llegado cierto momento. Y la pregunta que se hacen padres y madres es si estarán en condiciones de manejar su propio móvil de forma responsable. Entonces, ¿hay una edad mínima para tener un smartphone?

La educación lo es todo

La respuesta a la pregunta sobre la edad idónea para regalar un móvil depende de muchos factores. Se habla de 12 ó 13 años, incluso de 15 ó 16… pero más importante que la edad, es el nivel de madurez de la persona.

“¿Sabías que un 75% de los niños españoles de 12 años ya tiene móvil?”

Efectivamente, la formación digital de los hijos va de la mano de su formación como personas. Es fundamental que en el seno de la familia se hayan sentado las bases para una correcta asimilación de las tecnologías digitales, así como de cualquier conocimiento que les deparará la vida en unos años decisivos de su desarrollo moral e intelectual. Algunas premisas que deben facilitar el uso responsable del móvil en la infancia y la adolescencia son:

  • El respeto de las normas de convivencia.
  • Tener aficiones instructivas.
  • Sentido común para relacionarse con los demás.
  • Apoyo y seguimiento de los padres.

Consejos para un uso responsable del móvil

Cuando le compras un móvil a un hijo o una hija, debes saber que estás regalando un ordenador totalmente conectado con el mundo y expuesto a los riesgos de las redes sociales y servicios de mensajería. Los smartphones son dispositivos digitales potentes que conllevan ciertas amenazas sobre la seguridad y la privacidad, y que requieren un control y el aprendizaje de ciertas pautas. Lo primero es crear un clima de confianza y de igualdad en el hogar que favorezca la comunicación con los hijos. Y a efectos de uso, puedes darles estos 6 consejos para utilizar el móvil de forma mucho más segura.

  1. No contestar a números desconocidos ni ocultos. Sólo atender a llamadas de contactos que tengan en su agenda y, por supuesto, rechazar cualquier llamada oculta que reciban.
  2. No dar su número a nadie. Ni tampoco pueden dar el número de ningún amigo o amiga a otras personas.
  3. Desactivar el bluetooth. Tenerlo activado puede suponer una peligrosa amenaza de intrusión.
  4. Controlar el gasto. Las opciones prepago o de contrato con control de gasto son fórmulas que pueden evitar sorpresas indeseadas en la factura del móvil.
  5. Vigilar los clicks en banners y mensajes. Lamentablemente, existen prácticas nocivas en la red y en acciones mensajería que buscan clicks fáciles y consentimientos a la contratación de servicios.
  6. Vigilar los servicios multimedia.  Hay que concienciar sobre el uso correcto de las cámaras de los móviles, sin molestar a personas que no desean ser fotografiadas ni poner en peligro la propia intimidad.

Por otra parte, es recomendable demostrar naturalidad ante el uso del móvil como un complemento más de su identidad, el móvil se convierte en un motivo más de socialización con sus compañeros que tiene incluso códigos propios de comunicación. La economía del lenguaje en los mensajes a través del móvil no tiene por qué ser perjudicial para su formación siempre y cuando se refuerce el aprendizaje del uso correcto del idioma. Ambas realidades pueden convivir.

Un smartphone debe verse como una oportunidad para fomentar la comunicación en el hogar. El uso de aplicaciones y múltiples herramientas online, la configuración de una agenda propia o un calendario de eventos familiares, son algunos de los momentos propicios para que pases tiempo con tus hijos.

Los dispositivos móviles también permiten conocer a padres y madres la ubicación de sus hijos en todo momento. La localización GPS supone un uso legítimo razonable a edades tempranas, si bien en la etapa adolescente convendrá acordar con los hijos el acceso por parte de sus progenitores a esta información.

¿Conoces nuestra Guía de formación TIC para padres y madres de adolescentes?

 

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *