4 consejos básicos para que tu móvil dure más

Según datos del pasado año, el número de usuarios de móviles en el mundo ascendió hasta los 4.900 millones de personas, lo que representa nada más y nada menos que el 66% de la población mundial. Y estas cifras en España son aún más significativas: el 88% de la población dispone de un teléfono móvil. Pero, ¿cuál será la vida útil habitual de tal cantidad de dispositivos? ¿Sabemos realizar un correcto mantenimiento del móvil? 

Ya tengas un smartphone de última generación o un móvil más básico, es importante que sigas unas mínimas pautas para cuidarlo y así alargar al máximo su tiempo de vida. Te traemos 4 consejos muy fáciles de llevar a cabo:

  1. Anota tu IMEI. Todos disponen de uno, es como el DNI de tu teléfono. En caso de robo, tener este código te ayudará a la hora de poner la denuncia. Además podrás bloquearlo a distancia y activar las aplicaciones de rastreo. Para conocer cuál es tu IMEI, basta con que teclees en tu marcador *#06# y pulses llamada: obtendrás un número de 15 dígitos, ¡apúntalo en un lugar seguro!
  2. Compra una buena funda. Usar una funda va más allá de una cuestión estética, se trata de reforzar la protección para que nuestro teléfono esté a salvo de golpes y consiguientes daños externos e internos. Para ello, elige una que cubra los laterales y las esquinas, y ya puestos, mucho mejor si la carcasa se cierra completamente protegiendo así también la pantalla.
  3. No lo dejes al sol. La exposición a altas temperaturas y a la luz directa del sol tiene graves consecuencias en estos dispositivos. El sobrecalentamiento del móvil ocasiona que se ralenticen los procesos y que la batería se gaste mucho más rápido. ¡Que no se te ocurra dejarlo en la guantera del coche este verano!
  4. Bloquea la pantalla. Uno de los consejos más sencillos y más lógicos para evitar un uso indebido del teléfono es disponer de un patrón de bloqueo o código PIN. Podrás prevenir que usen tu teléfono sin tu permiso aunque esté encendido.

El mito de la descarga completa

A ver, pregunta: ¿eres de las personas que esperan a que el móvil se descargue al completo para poderlo cargar? Éste es uno de los mitos más sonados de la telefonía móvil. Pues bien, resulta que hoy en día no sólo es innecesario hacer esto, sino que también puede ser perjudicial. En los dispositivos actuales ya no es necesario dejar que la batería del móvil se descargue por completo antes de ponerla a cargar. El motivo de esta creencia popular se debe a que cuando los móviles comenzaron a aparecer, las baterías se fabricaban en níquel metal hidruro o níquel y cadmio, y estos componentes sí obligaban a agotar la batería antes de volverla a cargar para conservarla en buen estado.

Actualmente, las baterías son de ion litio y ya no es necesario proceder , incluso es nocivo para estas nuevas baterías. Tampoco es necesario dejar la batería enchufada hasta que llegue al 100%. Como fórmula para mantener la batería en óptimo estado, se recomienda cargarla cuando el porcentaje marque en torno a un 30%, e interrumpir la carga cuando esté alrededor del 80%, sin esperar a que se complete del todo. Y eso sí, cada dos o tres meses, se aconseja someter la batería a un ciclo de carga completo, porque esto ayudará al correcto funcionamiento de los indicadores porcentuales de batería que vemos en la pantalla del móvil.

¿Te interesa este tema? Aquí tienes nuestro curso para conocer tu dispositivo móvil en profundidad.

 

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *