10 consejos para moverte con seguridad en las redes sociales

Consejos de seguridad en rrss

Cuando estamos en redes sociales, debemos ser conscientes de los riesgos inherentes a estas formas de relacionarnos y comunicarnos. Conocer los peligros de seguridad que nos acechan en las redes es el primer paso para saber cómo protegernos. Recientemente, el CCN (Centro Criptológico Nacional) ha elaborado un informe sobre buenas prácticas en redes sociales, en el que se pone de relieve cómo el ciberespacio se ha convertido en un territorio virtual donde las personas “hacen vida” e interactúan entre sí.

Como consecuencia de esta realidad, en la que además la persona configura una determinada identidad digital, se antoja fundamental seguir unas pautas de uso responsable, al igual que ocurre en los espacios físicos de convivencia.

En el informe del CCN se define un decálogo de comportamiento con premisas de autoprotección que encaminadas a mejorar la seguridad en el ciberspacio. A continuación te listamos estas 10 ideas principales para un buen uso de las redes sociales.

1. Ojo con la información que te “describe”.

No sólo el DNI es un dato personal que compromete tu esfera de seguridad. Has de saber que otros datos de tus perfiles sociales, como tus gustos, tus fotos en familia, tus estudios, etc. están dando una información tanto o más valiosa, o incluso perniciosa para según qué uso.

2. Controla tus contenidos.

Como ya dijimos en anteriores posts, las redes sociales dicen mucho de ti, y hoy en día los contenidos que compartes en ellas son una tarjeta de presentación muy tenida en cuenta por empresas y potenciales empleadores.

3. Evita subir datos sensibles.

Datos como documentos de identidad, teléfonos, direcciones postales, matrículas de vehículos, números de cuenta, etc. conllevan un elevado riesgo si son publicados en redes sociales. No sólo hay que evitar compartir los datos propios sino también los de otras personas. Si acabasen en malas manos, podríamos encontrarnos con casos de usurpación de identidad o de ciberacoso.

4. Huye de lo desconocido.

Una máxima de obligado cumplimiento para navegar por Internet y las redes sociales con la mayor tranquilidad, es evitar todo aquello que nos suene extraño o de lo que desconozcamos su procedencia. La prudencia, la cautela, e incluso ciertas dosis de desconfianza, son buenas compañeras de viaje en los entornos digitales, más aún cuando estamos expuestos a atractivos reclamos, intrusivos cantos de sirena y seductoras técnicas de clickbait.

5. Las contraseñas, bien seguras.

Una contraseña segura es aquella que ofrece una especial fortaleza frente a alguien que quiera usurparla. Por ejemplo, las herramientas automáticas de generación de contraseñas son una buena opción, ya que nos proporcionan contraseñas fuertes. Esto se debe a que los códigos generados son aleatorios (imposibles de deducir), con una buena extensión y generalmente combinan números, letras y caracteres especiales (códigos alfanuméricos). Aquí tienes algunos consejos para una contraseña segura.

6. Que no te geolocalicen.

¿Qué necesidad hay de compartir tu ubicación exacta en todo momento en un canal al que tiene acceso tanta gente? Para evitar esto, es conveniente que desactives la geolocalización por defecto en las diferentes redes sociales, y seas tú quién decidas en qué caso concreto compartes dicha información.

7. Elige lo que los demás ven de ti.

Aplica filtros de privacidad a lo que el resto de usuarios pueden ver de tus perfiles. Como pauta general, lo más recomendable sería configurar tu perfil de modo que sus contenidos sólo fueran visibles para tus amigos.

8. Respeta la privacidad de los demás.

Tan importante como velar por tu seguridad es proteger los datos personales de otros usuarios. Por encima de todo, nunca debes publicar información sensible de nadie sin su consentimiento. Y por lo general, tampoco es buena práctica etiquetar sin permiso a otros usuarios, especialmente en aquellas fotos que conciernan a su esfera privada.

9. Cuida tus ‘amistades’.

Mucha atención a las sugerencias de amistad que recibes de personas desconocidas: pueden esconder malos propósitos. También es recomendable, por tu seguridad y la de tus amigos, que mantengas en privado tu lista de contactos.

10. Mantén una actitud vigilante.

Y a fin de cuentas, lo más importante será mantener un lógico nivel de alerta en el ciberespacio y las redes sociales. La seguridad en entornos digitales es en cierto modo una cuestión de actitud, y empieza por uno mismo. Con sentido común y la aplicación de unos pocos consejos y medidas como éstas, habrás avanzado mucho en la propia seguridad y la protección de tu ser digital.

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *